Maria Fernanda Raverta, directora ejecutiva de ANSES, luego de culminar el primer pago del Ingreso Familiar de Emergencia, anunció que el segundo y el tercer pago del IFE estarían destinados a quienes ya han cobrado el beneficio, aclarando que no se aceptarán nuevos beneficiarios.

Al realizar este anuncio no tardaron en llegar las críticas por parte de jubilados y pensionados que exigen ser incluidos en el IFE.

Los jubilados y pensionados recibieron en el mes de Julio un aumento por decreto del 6,12%. Incremento que no es suficiente para amortiguar la subida de precios generada por la pandemia.

LEE TAMBIÉN

Jubilados y pensionados exigen ser incluidos en el IFE

El IFE es un beneficio económico que se otorga a personas desempleadas y otros beneficiarios que no cuentan con ningún ingreso producto de la cuarentena obligatoria.

Entre los requisitos para adquirir el bono de ANSES se excluyeron a las familias cuyo núcleo incluye a un miembro que es jubilado o pensionado. De esta forma, la exclusión de dicho sector poblacional del cobro del Ingreso Familiar de Emergencia, no solo afecta a este grupo tan vulnerable de la sociedad, sino también a la familia a la que pertenece.

Por ello, los jubilados y pensionados exigen ser incluidos en el IFE. Además, tampoco se tuvieron en cuenta en los beneficios de la Tarjeta Alimentar, iniciativa del Plan Argentina Contra el Hambre.

Cabe señalar que este grupo ha recibido un aumento de sus jubilaciones y pensiones de un 6,12%. Sin embargo, aún no es suficiente para contrarrestar todas las carencias provocadas por la actual crisis. Todo ello, incrementa el nivel de vulnerabilidad que tienen las personas que pertenecen a este grupo poblacional.

Fuente: Infozona