En julio pasado, como muestra del efecto del aislamiento, el 51 % de la industria manufacturera operó con total normalidad y el 4 % estuvo inactivo.

El 51 % de las industrias manufactureras pudieron operar de manera normal en julio, mientras que más del 45 % lo hizo de manera parcial por no poder contar con el personal necesario debido a las medidas de aislamiento. Del total, solo el 4 % estuvo totalmente inactivo ese mes, según un relevamiento cualitativo realizado por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

Los datos surgen del informe especial #RespuestaCOVID-19, “Encuesta cualitativa de la industria manufacturera durante la emergencia sanitaria”, que puntualizó: “En julio se observó una menor proporción de locales manufactureros sin actividad en relación con junio”. “De los más de 1700 locales manufactureros relevados en la encuesta, el 51 % operó normalmente, mientras que el 49 % declaró que no pudo operar con normalidad en julio”, señaló la dependencia oficial. El informe precisó que el 49 % que no pudo operar con normalidad está compuesto por el 45 % que operó parcialmente y por el 4 % que estuvo sin actividad productiva.

LEER TAMBIÉN

“Entre aquellos locales que operaron parcialmente o no tuvieron actividad productiva, el 45 % declaró que la principal causa fue que no pudo contar con el personal necesario por el aislamiento”, indicó.

Mientras tanto, el 26 % de este grupo que operó parcialmente indicó que la principal causa para mostrar un menor nivel de actividad fue que “no tuvo pedidos”. En el detalle de la actividad, los sectores manufactureros de Alimentos, bebidas y tabaco; Madera, papel, edición e impresión; y Refinación del petróleo, químicos, productos de caucho y plástico, el 77 %, el 58 % y 57 % de los locales, respectivamente, operaron con normalidad y fueron los que manifestaron menos problemas para operar.

El sector Textiles, prendas de vestir, cuero y calzado es el que presentó una mayor proporción de locales sin actividad productiva, ya que el 20 % del total de locales relevados en este sector no pudo operar.

Entre los locales que operaron parcialmente o estuvieron sin actividad productiva en este sector, el 51 % permaneció cerrado total o parcialmente por el aislamiento en julio. Entre los locales manufactureros que operaron normal o parcialmente, las principales dificultades fueron los problemas financieros y la disminución de la demanda interna derivada del aislamiento. En el sector Textiles, prendas de vestir, cuero y calzado, el 77 % de los locales que operaron normal o parcialmente declaró con importancia media-alta la disminución de la demanda interna derivada del aislamiento.

En cuanto a la disminución de la demanda externa, el 30 % de los locales manufactureros que operaron normal o parcialmente en julio indicó este problema como de importancia media-alta.

El sector Automotores y otros equipos de transporte registró en julio la mayor proporción de locales afectados por la menor demanda externa, ya que el 48 % indicó este problema como importancia media-alta.

Por último el informe del Indec consignó que, dentro de los problemas financieros, el 63 % de los locales manufactureros que operaron normal o parcialmente en julio declaró la extensión de los plazos de pago de los clientes con importancia media-alta y el 45 % indicó los cheques rechazados con importancia media-alta. En cuanto al nivel de stock de los productos finales elaborados por los locales manufactureros, en julio, el 19,7 % afirmó tener un nivel insuficiente; el 69,6 % calificó su nivel de “adecuado” y el 10,7 % dijo estar “sobrestockeado”.Telam – Udiversidad