La provincia y los departamentos han intensificado sus controles para evitar la circulación de personal no esencial.

Desde las 0 horas del sábado comenzó a regir en Mendoza, y el país, un confinamiento estricto por 9 días. Ante este contexto, en la provincia se pudieron observar las calles vacías y una gran cantidad de comercios cerrados (considerados “no esenciales”). 

Además, tanto la provincia como los municipios intensificaron los controles para evitar la circulación de personas. Sin embargo, entre el sábado y el domingo hubo 49 personas detenidas por infringir las normas. 

Dicho informe del Ministerio de Seguridad contempla a los 18 departamentos de la provincia. Así, por ejemplo, este domingo fueron detenidas 4 personas en el Este. En tanto en Tunuyán hubo uno detenido, y los restantes provienen de la zona Sur: 3 en Malargüe y 13 en San Rafael. 

Lo que resulta increíble es que en el Gran Mendoza no se registraron personas detenidas, pese a ser el área donde más movimiento de personas hay. Tampoco se registraron fiestas clandestinas ni reuniones masivas. 

“Hemos notado una inmensa mayoría de las personas con un acatamiento bastante criterioso de las medidas. Tenemos unos 400 puestos fijos, móviles y dinámicos”, señaló el director de la Policía, Roberto Munives.


-->