Ocurrió en La Plata. El pequeño logro zafarse de los asaltantes y escapar junto a su hermana de nueve años. El ladrón tenía 15 años.

El adolescente de 15 años que terminó muerto de un disparo tras protagonizar un asalto con la modalidad conocida como “entradera” en La Plata intentó tomar un niño de siete años como rehén, el cual se resistió y forcejeó con el asaltante.

El pequeño forcejeó y logró escapar a la carrera con su hermana de nueve años, mientras que el joven ladrón fue baleado por un amigo del padre de los chicos cuando intentó ingresar al domicilio. El violento episodio se registró en la noche de este martes en una vivienda situada en 49, entre 27 y 28, en el barrio La Loma, y las alternativas fueron filmadas por una cámara de seguridad domiciliaria.





Los dos niños, hijos del hombre que visitaba a su amigo en la casa, jugaban en el interior de un antiguo y bien conservado Fiat 600, cuando fueron abordados por dos delincuentes, uno de ellos armados. Uno de los asaltantes sacó al chico del auto, con claras intenciones de introducirse en el interior de la casa con el pequeño como rehén, indicaron medios locales y fuentes policiales.

No obstante, a pesar de su corta edad, el pequeño opuso una tenaz resistencia, ayudado por la acción de un perro de pequeño porte que atacó las piernas del ladrón, y logó zafarse, para salir corriendo junto a su hermana. De todas maneras, el adolescente pateó las rejas de la puerta de la casa e ingresó, momento en el que recibió un disparo realizado por el hombre que visitaba la casa.

A pesar de encontrarse gravemente herido por un balazo en el abdomen, el asaltante salió corriendo y abordó la moto que era conducida por un cómplice, pero se desplomó a los pocos metros y fue encontrado muerto en el lugar. Según se supo, sobre el hombre que realizó el disparo, de ocupación peluquero, no se tomó ninguna acción judicial por el momento. Por el momento, el cómplice del adolescente fallecido permanecía en calidad de prófugo.


-->