¿Quieres recibir notificaciones de noticias?

Viernes Santo: el papa Francisco no estuvo en la procesión del "Vía Crucis" en el Coliseo

¿Quieres recibir notificaciones de noticias?

Publicidad

9° Mendoza

Sabado, mayo 18, 2024

RADIO

ONLINE

9° Mendoza

Sabado, mayo 18, 2024

RADIO

ONLINE

PUBLICIDAD

Viernes Santo: el papa Francisco no estuvo en la procesión del "Vía Crucis" en el Coliseo

El Pontífice, de 87 años, con problemas de movilidad y respiratorios, llegó a San Pedro en silla de ruedas para el oficio de la Pasión del Señor del Viernes Santo y luego faltó al “Vía Crucis”, donde también había una amenaza de un ataque terrorista

Redacción
29/03/2024 19:46
El Pontìfice no participó del Vía Crucis ya que había una amenaza de atentado terrorista
PUBLICIDAD

En el marco del Viernes Santo, el Papa Francisco presidió hoy un servicio religioso en la Basílica de San Pedro y después faltó a la procesión nocturna en el Coliseo de Roma para conmemorar la muerte de Jesús por crucifixión.

Este protocolo forma parte del calendario del camino al domingo a la Pascua, la fecha más importante y alegre de la Iglesia, que conmemora el día en que los cristianos creen que Jesús resucitó de entre los muertos.

Francisco presidirá la Vigilia Pascual el sábado y el domingo celebrará la Misa de Pascua, además leerá su doble mensaje y bendición “Urbi et Orbi” (a la ciudad y al mundo) desde el balcón central de San Pedro.

El Pontífice, de 87 años, con problemas de movilidad y respiratorios, pero que esta semana parecía más en forma, llegó a San Pedro en silla de ruedas, junto a cardenales y obispos, para el oficio de la Pasión del Señor del Viernes Santo.

En años anteriores, Francisco la iniciaba sobre el suelo de mármol de la basílica, pero su estado físico ya no se lo permite. En su lugar, rezó en silencio ante el altar desde su silla de ruedas.

La Pasión del Señor incluyó cantos en latín que narran los acontecimientos desde el arresto de Jesús hasta su entierro, y es uno de los pocos servicios en los que el Papa no pronunció una homilía, dejándola en manos del predicador de la casa pontificia.

Después, Francisco presidió se ausentó a último momento del “Vía Crucis” en el Coliseo, en la que los participantes recorrieron la antigua arena romana sosteniendo una cruz, recreando las últimas horas de Jesús y deteniéndose para rezar y escuchar meditaciones.

El Vaticano recibió amenazas sobre un acto terrorista

En esta parada, el Vaticano había recibido amenazas sobre un acto terrorista por lo que se intensificaron los controles en torno a lo previsto para las acciones del Viernes Santo.

En este caso, Francisco escribió personalmente las meditaciones de este año, una primicia en sus 11 años de papado. Incluyen alabanzas a la mansedumbre y el perdón en respuesta a los actos de maldad, y oraciones por los cristianos perseguidos y las víctimas de la guerra.

En otro signo de su atención a las mujeres, Francisco realizó el jueves el ritual del lavatorio de pies, que recuerda el gesto de humildad de Jesús a sus apóstoles en la Última Cena, en una cárcel de mujeres de Roma.

Las meditaciones escritas por primera vez por el papa Francisco para el tradicional vía crucis celebrado hoy, Viernes Santo, en el Coliseo de Roma, fue un diálogo con Jesús en un mundo donde reina “la locura de la guerra”, “la violencia contra las mujeres” y en el que “basta un teclado para escribir sentencias”.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD