¿Quieres recibir notificaciones de noticias?

Es cordobesa, la quisieron llevar presa en Tailandia y “Messi” la salvó: “Los policías me abrazaban”

¿Quieres recibir notificaciones de noticias?

Publicidad

7° Mendoza

Jueves, mayo 23, 2024

RADIO

ONLINE

7° Mendoza

Jueves, mayo 23, 2024

RADIO

ONLINE

PUBLICIDAD

Es cordobesa, la quisieron llevar presa en Tailandia y “Messi” la salvó: “Los policías me abrazaban”

Florencia Moncalvillo relató el increíble desenlace de una secuencia que comenzó tras intentar cargar su celular en la playa. “Un estadounidense me agarró de la muñeca y me arrastró a la recepción”

Redacción
16/03/2024 13:31
En su Córdoba natal, la viajera cuenta su experiencia de su paso por Tailandia
PUBLICIDAD

Hace un año y medio, Florencia Moncalvillo vendió todo lo que tenía y gastó todos sus ahorros para viajar al Mundial de Qatar. Nómade por naturaleza, durante el 2023 la cordobesa decidió continuar recorriendo Asia, sin saber que allí viviría una de las situaciones más increíbles de su vida.

La mujer de 35 años relató en su cuenta de Instagram una angustiante secuencia que debió atravesar en Tailandia. “Estaba en la playa, en la isla Colipe, en unos bungalows frente al mar. Me di cuenta de que no tenía batería y quise cargar el celular en un enchufe que estaba en la parte externa de una casita. Cuando iba a meter el cargador, un estadounidense me agarró de la muñeca y me arrastró a la recepción”, contó Florencia.

“Nunca vi una cara tan rabiosa como la que tenía ese tipo ese día”, detalló. Al llegar a la recepción, el hombre le quitó el celular y le dijo a la recepcionista que Florencia había intentado cargar su celular en su pared, algo presuntamente prohibido en el lugar.

“La recepcionista empezó a preguntarme por qué había intentado eso y yo estaba muy nerviosa, porque no sé hablar inglés. Como pude le expliqué que necesitaba batería, vi un enchufe y dije ‘voy a cargarlo acá'. Me recriminaba que no haya acudido a ella para pedirle electricidad”, narró.

Hace un año y medio, Florencia Moncalvillo vendió todo lo que tenía y gastó todos sus ahorros para viajar al Mundial de Qatar. Nómade por naturaleza, durante el 2023 la cordobesa decidió continuar recorriendo Asia, sin saber que allí viviría una de las situaciones más increíbles de su vida.

La mujer de 35 años relató en su cuenta de Instagram una angustiante secuencia que debió atravesar en Tailandia. “Estaba en la playa, en la isla Colipe, en unos bungalows frente al mar. Me di cuenta de que no tenía batería y quise cargar el celular en un enchufe que estaba en la parte externa de una casita. Cuando iba a meter el cargador, un estadounidense me agarró de la muñeca y me arrastró a la recepción”, contó Florencia.

“Nunca vi una cara tan rabiosa como la que tenía ese tipo ese día”, detalló. Al llegar a la recepción, el hombre le quitó el celular y le dijo a la recepcionista que Florencia había intentado cargar su celular en su pared, algo presuntamente prohibido en el lugar.

“La recepcionista empezó a preguntarme por qué había intentado eso y yo estaba muy nerviosa, porque no sé hablar inglés. Como pude le expliqué que necesitaba batería, vi un enchufe y dije ‘voy a cargarlo acá'. Me recriminaba que no haya acudido a ella para pedirle electricidad”, narró.

Con el turista estadounidense en el lugar, la recepcionista llamó a la policía para que rápidamente solucionara el conflicto que se había desatado allí. “Un portugués empezó a defenderme. Le explicaba que no era ninguna criminal y que no había hecho nada. Sin embargo, el estadounidense insistía en que viniera la policía porque yo era una criminal”, precisó.

Luego de 20 minutos, dos efectivos policiales arribaron a la playa y le consultaron a la recepcionista acerca de lo sucedido. Como no hablaban inglés, solo tuvieron la versión de la mujer y no dejaron que Florencia se defendiera.

“Les mostré en qué hostel me estaba hospedando y me empezaron a pedir el pasaporte. ¿Cómo voy a ir a la playa con el pasaporte? Por suerte lo tenía en mi celular, así que les pedí que me lo dejaran cargar para poder mostrarles. Cuando vieron mis datos se hicieron los boludos y no dijeron nada, pero se dieron cuenta de que era argentina”, indicó Florencia.

Con el turista estadounidense enajenado, aun exigiendo que se la llevaran detenida, los policías tomaron a Florencia de ambos brazos y la sacaron del lugar: “Uno de cada mano y sin hablarme”, especificó.

“Salimos de esa recepción grande por la puerta atrás, no para la playa. Hicimos 10 metros, giraron los dos para ver si desde la recepción los estaban viendo la recepcionista o el estadounidense, y me gritaron: ‘Messi, Messi’. No lo podía creer. Les di un abrazo y no podían soltarme. Miraban para todos lados y seguían abrazándome”, continuó Florencia.

Con dos palabras en inglés le dijeron que se fuera, mientras que ellos se subieron a la moto e hicieron lo mismo. “Sin que me vieran hice lo mismo, me fui como una campeona del mundo”, contó la cordobesa, que luego entendió que los policías notaron que era argentina y el hecho de ser relacionada con el mejor jugador del mundo la salvó.

En la actualidad, Florencia planea juntar el dinero para viajar a Estados Unidos para vivir la Copa América, dado que se autopercibe como la “cábala” de la Selección: “Cada vez que vi un partido en cancha ganamos. Incluso en Qatar, el primer partido contra Arabia Saudita estaba en Barcelona. Llegué a Doha para el partido con México y no me fui más”.

En cuanto a su experiencia en Asia, Florencia detalló: “Vietnam es un país hermoso, en donde me sentí sumamente cómoda y en donde las personas meditan en la madrugada, corren, caminan y hacen mucho ejercicio”.

“En donde la pasé mal fue en Kuala Lumpur, en Malasia. No le recomiendo a ninguna mujer viajar sola a ese país, porque desde que llegué y me tomé un taxi en el aeropuerto me empezaron a hacer muchas preguntas. Y a la noche siguiente un hombre empezó a seguirme en la calle y me robó la mochila”, completó Florencia.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD