El regreso de la Copa Libertadores no pudo opacar el escándalo en San Lorenzo. En la última práctica, explotó todo en el equipo de Mariano Soso porque Ángel Romero fracturó a Andrés Herrera y la situación llegó hasta una pelea importante entre el plantel y el delantero paraguayo.

La situación se dio en un fútbol reducido y Romero se tiró de mala forma, lo que derivó en una fractura de peroné de Herrera. “Durante la práctica, Andrés Herrera sufrió una fractura infrasindesmal del peroné izquierdo. Se le realizó bota corta de yeso y será controlado para definir si es quirúrgico o no. La recuperación le demandará aproximadamente tres meses“, comunicó San Lorenzo.

Tras la patada, Romero fue acusado por muchos compañeros ya que entendieron que se lanzó con mala intención y el desenlace fue el peor. El entrenador de CASLA, Mariano Soso también estaría muy enojado con Romero, que ahora está en el ojo de la tormenta por su actitud.

Esto también es un golpazo para San Lorenzo que estaba a detalles de vender a Andrés Herrera en 5 millones de dólares al Palmeiras. Habrá que ver si el club toma alguna medida contra el delantero paraguayo.