El nene de 2 años fue encontrado muerto debajo de una cama en una habitación del hotel Concordia de Barcelona. Él se encuentra prófugo

Es el argentino más buscado en toda España. Su nombre es Martín Ezequiel Alvarez Giaccio. Tiene 44 años y nacionalidad del país europeo. Se graduó como licenciado en Economía en la Universidad de Barcelona y su domicilio está fijado en El Vendrell, de la región de Tarragona, a orillas del mar Balear.

El pasado martes 24 de agosto, pasó a buscar a su hijo de dos años por el departamento de su ex esposa, de la calle Arizala, en el barrio barcelonés de Sants Badal, con el argumento de llevarlo a pasear. Fue al hotel Concordia con el nene, disfrutó de una tarde de pileta junto al menor, pero la historia terminó en tragedia. Pocas horas después, el chico fue encontrado muerto debajo de la cama de la habitación que compartían. Y él escapó.

Según DiarioDeMallorca.es, hacía poco tiempo que se había separado de su esposa, quien se fue a vivir al barrio barcelonés de Sants Badal junto al hijo que ambos tenían, de 2 años y 9 meses. Desde ese momento, la mujer comenzó a tener problemas con su ex.

María José, una testigo citada por ese medio que también fue huésped del hotel donde hallaron sin vida el menor, vio al nene y a su padre jugando en la pileta pocas horas antes de que el chico fuera encontrado muerto. A la mujer le resultó extraño que Alvarez Giaccio “grabase varios videos” de su hijo para “enviárselos a su madre”.

“El padre le pedía que le dijese que estaba bien”, relató la mujer. Y contó que, en un momento, ella se levantó para dar un paseo y, cuando volvió, ninguno de los dos estaba.

Sin que esa mujer lo supiese, poco antes Alvarez Giaccio había comenzado a enviarle mensajes a su ex esposa diciéndole que se suicidaría y le había advertido que “se iba a arrepentir”, tras haberlo dejado. El economista agregó: “Te dejo en el hotel lo que te merecés”.

Desesperada, su ex mujer corrió hasta el lugar. Pero no la dejaron ingresar por no estar registrada entre los huéspedes. Llamó a los Mossos d’Esquadra, la Policía de Cataluña.

Al entrar a la habítación 704, el hombre de 44 años ya no estaba y tampoco encontraban al menor. Hasta que uno de los efectivos miró debajo de la cama. Allí esta el cuerpo sin vida del nene. Según indicaron, la muerte habría sido causada por asfixia.


-->