La Federación de Dinamarca anunció que el mediocampista será intervenido quirúrgicamente para que le coloquen el aparato

Christian Eriksen continúa internado tras desplomarse durante el partido entre Dinamarca y Finlandia por la Eurocopa. Según informó hoy la Federación Danesa, el juagor será operado para que se le coloque un desfibrilador automático implantable (DAI).

“Después de que a Christian se le hayan hecho varios exámenes cardíacos, se ha decidido que debería tener un DAI (desfibrilador automático implantable). Este aparato es necesario después de sufrir un ataque al corazón debido a trastornos del ritmo cardíaco”, consta en la cuenta oficial de Twitter de la DBU.





El jugador del Inter “aceptó la solución, que fue confirmada por especialistas daneses e internacionales, que recomendaron todos ese tratamiento”.

“Instamos a todo el mundo a darle a Christian y a su familia paz y privacidad por un tiempo”, prosiguió el comunicado de Dinamarca.


-->