Son 25 aportes económicos no reintegrables que sirven para fortalecer proyectos que ya están en funcionamiento.

El subsecretario de Desarrollo Social, Alejandro Verón, junto a la directora de Economía Social y Asociatividad, Lorena Meschini, entregaron subsidios a 25 emprendedores de la economía social que se encontraban en funcionamiento y por causas relacionadas a la pandemia, vieron
restringida su actividad.

El objetivo de esta ayuda es favorecer el proceso productivo de las personas y organizaciones de la economía social y brindarles mejores oportunidades para comercializar sus productos. La entrega representa una suma de $250.000.

Los rubros a los que pertenecen son panadería, artesanías en metal, elaboración de muebles, confección de indumentaria, vinos caseros, entre otros. Pertenecen a los departamentos de Capital, Godoy Cruz, Guaymallén, Junín, Las Heras, Lavalle, Rivadavia, Maipú, San Carlos y San Martín.

Al respecto, Verón subrayó: “Con esta ayuda económica, lo que esperamos desde el gobierno es que puedan comprar materia prima e insumos para poder producir lo que necesitan y así poder reactivar la economía social. Es un empujón para poder reactivar la economía en cada hogar que es muy importante para la provincia”.

En tanto, Meschini, señaló: “En todo este tiempo, debido a la pandemia bajó mucho las ventas y la producción de los artesanos. A partir de que comenzaron las aperturas, se armó todo un protocolo para que los artesanos, las ferias y los productores puedan empezar a vender. Lo que buscamos ahora es que con estos aportes, las personas que tengan un emprendimiento y no pueden comenzar porque les falta la materia prima, tengan una ayuda de $10.000 para conseguir la materia prima y poder arrancar nuevamente”.


-->