Diputados y senadores de la oposición fueron hasta la Casa de Gobierno para dialogar con la ministra de Salud y no fueron atendidos.

Legisladores provinciales del FDT-PJ fueron hasta la Casa de Gobierno para acercarles propuestas a la ministra de Salud, Ana María Nadal, en el marco de la preocupante situación epidemiológica que atraviesa Mendoza pero no fueron atendidos.

Asistieron los senadores Lucas Ilardo, Samuel Barcudi y Natalia Vicencio, y los diputados Germán Gómez Laura Soto,Bruno Ceschín, Paola Calle y Duilio Pezzutti.

Ilardo, el jefe de bloque de Senadores, afirmó que durante el último año la ministra Nadal ha asistido “solo una vez”, y  “no se han presentado los informes y la hemos citado más de seis veces y se ha negado”.

“Ante la negativa que debería cumplir, hemos decidido presentarnos respetuosamente para dialogar; y acercar los cientos de pedidos de informes que no nos han respondido”, sostuvo. 

El senador describió la situación en la provincia como “desesperante”: “No hay camas, hay falta de oxígeno. Hubo 79 muertos en los últimos cuatro días. Lo que nos corresponde hacer como oposición es controlar y tener información, la única que tiene esa información es la ministra”.

“Por eso, de forma respetuosa, traemos aportes de los dos Bloques, y algunos pedidos concretos como la activación de las terapias intensivas en los hospitales de San Carlos y Tupungato, creemos que reducir una hora la circulación no va a reducir los niveles de contagio y pedimos un programa de ayuda y salvataje para el sector gastronómico y turístico”, agregó.

Además, Ilardo aseguró que “hay que disminuir por 15 días la circulación horaria y sobre todo plantear más controles, hay menos controles y menos testeos en la situación de mayor gravedad y sobre todo la posibilidad de dialogar con la ministra ya que hay una obligación legal y constitucional que la obliga a brindar información”.

Por su parte, el jefe de bloque en Diputados, Germán Gómez agregó: “Vemos que la situación es caótica, sobre todo en lo que hace a camas con oxígeno y en las camas de terapia intensiva, los porcentajes de ocupación están prácticamente saturados y no son los números que dice el Ministerio”.

“Por esto es necesario tener una conversación más genuina y directa con la ministra. Esta segunda ola es mucho más compleja que la primera y trajo consecuencias en segmentos de la sociedad que van de los 30 a los 50 años y ha demostrado complejidad en las distintas terapias y nos preocupa”, lamentó.

Para finalizar, completó: “Nos vamos muy preocupados porque no nos han escuchado y este es un gobierno que se caracteriza por tener ministros que no hablan y no brindan información”.


-->