Por segundo año consecutivo, Argentina tuvo el privilegio de poder observar en forma total este fenómeno astronómico que no volverá a ocurrir en la región hasta 2048.

El eclipse solar de este 14 de diciembre se produjo cuando la Luna se interpuso entre la Tierra y el Sol y se vio en plenitud en una franja de unos 100 kilómetros de ancho. Allí se oscureció por completo por un par de minutos.

La Argentina tuvo el privilegio de que eso ocurririera en parte de su territorio, en concreto en una zona de las provincias de Río Negro y Neuquén. En Mendoza se pudo observar parcialmente a las 13.05, con un 74% de su totalidad alcanzado.

En la zona cordillerana de Neuquén el fenómeno se observaró apenas después de las 13. A las 13:08 se lo vio en el límite entre esa provincia y Río Negro.

A las 13:18 pudieron quienes estaban en Las Grutas y cuatro minutos después lo apreciaron en La Lobería. El último lugar de Argentina donde se lo vio fue Salina del Eje, a las 13.25.


-->