Una terrible noticia ha golpeado al mundo del motociclismo en las últimas horas. El temerario Alex Harvill, famoso piloto estadounidense de 28 años, perdió la vida al no poder superar las graves lesiones que sufrió el jueves por la mañana cuando practicaba para establecer un nuevo récord mundial de salto con rampa en motocicleta.

Harvill, quien habitualmente participaba en pruebas de Supercross y poseía otros récords de salto, se preparaba para su participación en un evento llamado ‘Moses Lake Airshow’ que se celebraba esta semana en el Grant County International Airport de Moses Lake, en el estado de Washington.





En ese festival, el joven piloto californiano quería superar los 351 pies (107 metros) que Robbie Maddison había establecido en el año 2008, según Guinness World Records. Una marca que nadie pudo volver a batir.

Ante la mirada de varios lugareños y concurrentes, Alex Harvill sufrió un fatal accidente en su último salto de calentamiento antes del inicio del show. En un video que se viralizó en las redes sociales, se vislumbra que no aterriza bien y su moto queda clavada al tocar tierra.

En su aparatosa caída, Harvill sufrió un fortísimo golpe en la zona del tórax contra el manillar del vehículo y su cuerpo salió despedido varios metros por delante. Fue trasladado a un hospital cercano en situación crítica, donde a pesar de los esfuerzos de los médicos falleció a última hora del jueves.

“Nuestro más sentido pésame para la familia, los amigos y los seres queridos de Alex”, dijo Craig Morrison, el forense del condado de Grant, en una declaración escrita que reprodujo la cadena CNN. “El personal del forense Morrison realizará una autopsia el viernes para confirmar la causa y la forma de la muerte, lo cual es un procedimiento normal”, agregaron desde la Oficina del Sheriff del condado de Grant.

Alex Harvill, que acababa de dar la bienvenida a su segundo bebé el mes pasado, también poseía varios récords del mundo de salto en motocicleta. El último lo había conseguido en el año 2013 cuando voló 297 pies (90,5 metros) en un salto entre dos rampas de tierra.

Robbie Maddison, poseedor del récord que quería romper Harvill, ha enviado a través de las redes un mensaje de condolencias a su esposa Jessica, con quien se casó en 2019 y tuvo a sus hijos Willis y Watson.

“Destrozado por la noticia del fallecimiento de Alex Harvill, había volado con una motocicleta más lejos que cualquier otra persona y estaba dispuesto a establecer un nuevo récord mundial hoy cuando pagó el precio máximo. Mi corazón está roto por su familia. Le mando nuestro amor a Jessica, Willy y Watson. R.I.P Alex Harvill”.


-->