La Canasta Básica aumentó en un sólo año un 46,2%, más de 10 puntos de lo que fue la inflación del 2020 (36%).

En Mendoza una familia tipo necesitó de $48.646 para no caer por debajo de la línea de pobreza. De esta manera la canasta básica aumentó un 46,2% en sólo un año.

Se trata de datos brindados por la Dirección de Estadísticas e Investigaciones Económicas (DEIE). Los mismos conciernen a una familia tipo conformada por cuatro personas: un jefe de hogar de 35 años, su pareja, de 31, y dos hijos, de 8 y 5 años.   

Pero además, de la investigación se desprende que para no caer por debajo de la línea de indigencia, una familia mendocina precisó de $19.227.

Cabe destacar que hace una semana se habían conocidos los datos de la inflación en Mendoza, los cules arrojaron que la suba de precios en diciembre fue del 4,8%, la más alta del 2020, e inclusive más alta que la media nacional. En esa ocasión el rubro Alimentos y Bebidas fue el que experimentó una mayor suba, con 7,4% de variación respecto a noviembre.

Así, en un año la canasta básica total aumentó un 46,2% (más de 10 puntos que la inflación acumulada del año, que fue del 36%). Se trata del primer año de gestión de Alberto Fernández, marcado por supuesto por la pandemia del coronavirus.

Para ejemplificar, en diciembre del 2019 una familia tipo necesitaba de $33.262 para cubrir la canasta básica total. En ese mismo mes la inflación había sido del 3,7%, aunque la acumulada del año había sido del 53,8%.

Es imporante indicar que la Canasta Básica de Alimentos (CBA) es el conjunto de bienes que satisfacen las necesidades nutricionales de las personas, teniendo en cuenta los hábitos de consumo de una población determinada. Por lo tanto, los hogares que cuenten con un ingreso menor al valor de la CBA se consideran pobres extremos o indigentes .

Por su parte la Canasta Básica Total (CBT) representa el conjunto de bienes y servicios que satisfacen las necesidades comunes de la población, teniendo en cuenta los hábitos de consumo de una población determinada. Por lo tanto, los hogares que cuenten con un ingreso menor al valor de la CBT se consideran pobres.