Ante el avance del virus las autoridades sanitarias han cambiado de estrategia: se acortaron los tiempos de internación para aquellos pacientes asintomáticos. Con esto buscan dejar en los hospitales la mayor cantidad de camas disponibles para los casos más graves.

Teniendo en cuenta el último parte de Salud, Mendoza contaba, hasta este martes, con 958 casos de coronavirus. Teniendo en cuenta estos datos se comprobó que se aceleró el tiempo en que se duplican los casos positivos.

Así pasamos de 13,7 días a menos de 10 días (9,7 para ser más precisos). Debido a esto, las autoridades sanitarias decidieron acortar los tiempos de internación de los pacientes asintomáticos (sin síntomas).

Hace menos de una semana que la Nación declaró la transmisión comunitaria del virus en Mendoza. Hasta este momento la estrategia de las autoridades sanitarias era clara: cualquiera persona que diera positivo estaría 14 días asilado e internados para así evitar la propagación del virus. Ahora esto cambió, y se acortaron los tiempos de internación.

Quien dio detalles de la nueva estrategia fue el subsecretario de Salud, Oscar Sagás, que habló en Radio Nihuil e indicó: “La última estrategia que aplicamos es que ahora cuando una persona tiene un análisis de PCR positivo, desde ese día se cuentan 10 días que debe estar internado. Si en las últimas 72 horas de esa internación no tiene sintomatología, se puede ir de alta a un hotel o a su casa a terminar la cuarentena de 14 días. Porque se sobreentiende que a esa altura no hay expresión viral o es muy leve”.

Esto tiene como principal objetivo no sobrecargar los hospitales y mantener así la mayor cantidad de camas disponibles.  En este sentido cabe destacar que, teniendo en cuenta el último parte, sólo 13 pacientes de Covid-19 están ocupando camas en las diferentes unidades de terapia intensiva.



/" target="_blank">