Luego de 27 años juntos, su esposa Verónica Soldato lo echó de la casa tras descubrir que le había sido infiel con varias mujeres, incluida una famosa

La famosa pareja argentina terminó de forma polémica una larga y “amorosa” relación. Todo se terminó el domingo, cuando ella le descubrió algunos chats donde había evidencia de reiteradas infidelidades, hasta con una famosa. También había una conversación con una fotógrafa, y hablaban de encontrarse en un hotel.

UNA HISTORIA DE VIDA

Horacio Cabak tenía 24 años cuando conoció a Verónica Soldato, una booker que trabajaba en una reconocida agencia. Se vieron por primera vez en la casa de un amigo en común, pero el flechazo no fue inmediato. Según contó él en varias oportunidades, convivieron durante varios meses sin tener ningún tipo de relación, hasta que se enamoraron.

La pareja decidió vivir 10 años de viajes y aventuras, hasta que nació su primer hijo Ian, que hoy tiene 18 años. Esto no fue fácil, ella tuvo que someterse a un tratamiento de estimulación ovárica. Luego llegaron los mellizos Alan y Chloé, que cumplieron 15.

La pareja junto a sus tres hijos hace algunos años.

A pesar de las casi tres décadas que pasaron acompañándose, Cabak y Soldato nunca pasaron por el Registro Civil. “Para nosotros el casamiento no es un saldo pendiente. Incluso me da un poco de nervios… ¿A ver si ponemos el gancho y entramos en crisis? No vamos a desafiar a la suerte justo ahora. Con o sin papeles, tengo una familia bárbara. No necesito nada más. El amor nos sobra y todos nos malcriamos un poquito”, había dicho el conductor al respecto en una nota con La Nación.

Cuando le preguntaron cómo era Verónica como compañera de vida, se deshizo en elogios: “Nos compensamos mucho. Así como ella es la polvorita de la relación y yo el más analítico, muchas veces yo la freno y ella es quien me empuja hacia delante. Somos una buena dupla”.

Trascendido el escándalo, que salió a la luz en el ciclo de Ángel de Brito, Cabak se expresó en Polémica en el bar: Nunca hablé de mi vida privada. No voy a hablar acá ni en ningún lado. No puedo decir absolutamente nada sobre lo que trascendió. Vengo de una internación en la que mi familia sufrió mucho. Lo lamento realmente tanto por mi mujer como por los chicos. Soy de la idea de que esas situaciones se resuelven lejos de los medios. Pienso hacer un solo comentario. Puede haber gente que no me crea en lo absoluto. Esta es una situación muy incómoda. Lamento profundamente que mi familia la esté pasando mal por dimes y diretes”.