Se trata de profesionales de la Salud que permanecen aislados. Lo aseguró el director de ese hospital, Ariel Herrera.

El Hospital Central cuenta con cinco profesionales de la salud internados luego de dar positivo en coronavirus. Así lo indicó el director del nosocomio, Ariel Herrera, en una entrevista a Radio Nihuil.

Además de la médica de guardia que había dado positivo, hay otros 4 médicos: dos de Santa Fe, y dos que prestan servicvio en una clínica privada. Si bien estos permanecen allí internados, no forman parte del personal del Central.

Por otro lado Herrera indicó que ningún método de protección es 100% eficiente, pues el Covid-19 es muy contagioso (mucho más que la Gripe A).

“Los profesionales siempre estamos en riesgo, porque el virus es malo. es altamente contagioso. No hay equipos 100% eficientes para evitar el contagio, podemos minimizar los riesgos, incrementando las medidas de protección, pero por más acciones que tomemos, el contagio puede suceder”, explicó Herrera.

Sin embargo, indicó que el nosocomio toma todos los recaudos necesarios para cuidar a pacientes y profesionales. Explicó que el hospital está sectorizado: los pacientes con coronavirus o con síntomas (aunque no estén confirmados), están en el quinto piso, que fue aislado. 

Las guarias también están divididas desde que se detectó el primer caso en Mendoza. Así quienes ingresan con síntomas son atendidos en el nuevo edificio de guardia.  En cambio, la guardia de traumatología y de alta complejidad sigue atendiendo en el viejo edificio. 

Luego el profesional indicó que cunado un trabajador de santidad tiene síntomas recibe le mismo tratamiento que un paciente común: se lo aísla, al igual que a su familia y a las personas con las que ha estado en contacto en las últimas 48 horas. 

Después de esto se le realiza el hisopado y las pruebas a todos, y pese a que puedan dar negativo en un principio, igual deberán permanecer en aislamiento por el tiempo de incubación del virus.

Por última Herrera explicó que en caso de que sea necesario, la Unidad de Terapia Intensiva del Central está preparada para recibir a 168 pacientes, algo que aún está lejos de suceder.