El arquero héroe de la clasificación Argentina fue papá hace días y aún no pudo conocer a su bebé. Además, se perdió el primer cumpleaños de su hijo.

Apenas terminó la tanda de penales en la que Dibu Martínez fue la gran figura, el arquero argentino se emocionó en la entrevista para la TV. Las lágrimas eran por el triunfo y clasificación a la final de la Copa América, pero también porque aún no pudo conocer a su hija que nació hace cuatro días.

“No tengo palabras… venimos de 40 días encerrados, creo que fuimos la única selección que no pudimos ver a nadie, estábamos con una burbuja realmente solos. Venimos con un sueño”, dijo emocionado en diálogo con la transmisión oficial. Luego se conoció que fue papá hace pocos días y sus lágrimas cobraron otro significado.

Sin embargo su hermano, Alejandro Martínez, dio otro detalle: “Es muy triste porque el nacimiento de tu hijo lo ves una sola vez en la vida. Él se reprocha eso, pero su hijo Santi y su nueva beba le dan las fuerzas que necesita. Están esperando el momento para que se puedan conocer”.

Además, el arquero también tuvo que resignarse a celebrar el primer cumpleaños de su hijo de manera virtual: “Feliz cumple al amor de mi vida. No estaré en tu día pero si en mis pensamientos te amo mucho gordito”, escribió en su cuenta de Instagram.


-->