Horacio Verbitsky anticipó este domingo el ingreso al Congreso, finalmente, del proyecto de ley de contribución extraordinaria de las grandes fortunas, también denominado ‘impuesto a los  ricos’

Según informó el periodista Horacio Verbitsky en su columna dominical del Cohete a la Luna, el gobierno ha fijado fecha para la presentación en el Congreso del impuesto a las grandes fortunas: será el 14 de julio, en cuanto terminen las dos semanas de endurecimiento de la cuarentena en el AMBA anunciadas el viernes por el Presidente Alberto Fernández.

El periodista cercano al Gobierno anticipa que en los últimos días se definieron las dos cuestiones que aún seguían pendientes sobre la instrumentación del impuesto, en el que trabajaron los diputados Máximo Kirchner, Carlos Heller y Hugo Yasky, y que dio lugar a consultas con el Presidente y con el ministro de Economía, Martín Guzmán:


– El piso a partir del cual se aplicará será un patrimonio de 200 millones de pesos.


– Lo recaudado tendrá asignación específica.


El piso de 200 millones de pesos circunscribe a 11.000 personas la población que será alcanzada por la contribución extraordinaria, es decir el 0,024% del total de lxs argentinxs, lo cual no deja dudas sobre la justicia de la medida.


Los aproximadamente 3.000 millones de dólares que se recauden no irán a paliar el déficit fiscal, como deseaban algunos funcionarios, sino que se destinarán a tres propósitos:
1. El financiamiento de las inversiones comprometidas por la ley que creó el Registro Nacional de Barrios Populares (Renabap).


2. La inversión en proyectos gasíferos, tanto de YPF como de compañías privadas, y


3. Créditos blandos a las pymes, que dinamicen la economía.