El presidente Alberto Fernández sostuvo hoy que en el país “los dólares hacen falta para producir, no para guardar”, y planteó la necesidad de que el “dólar deje de ser un mecanismo de especulación y una variable para que algunos acumulen”.

“Tenemos una lógica de la economía que ya no promueve más la especulación y quiere que el dólar deje de ser un mecanismo de especulación, una variable para que algunos acumulen dolares, en un país donde hacen falta para producir no para guardar”, indicó el mandatario.

Así lo afirmó al encabezar esta tarde la presentación del Plan Nacional de Conectividad “Conectar”, en la sede central de ARSAT, en Benavídez (Tigre), donde se anunció que el programa contará con una inversión de 37.900 millones de pesos hasta 2023, buscará universalizar el acceso a conexiones de banda ancha de última generación y prevé la reactivación del Plan Satelital Argentino.

En ese marco, el mandatario planteó que el país que imaginó en 2003 con Néstor Kirchner “todavía tiene deudas pendientes” y no lograron concluirlo porque “en el medio hubo cuatro años donde todo se paralizó y se favoreció la desintegración”, en referencia a la gestión de Cambiemos.

Asimismo insistió en que no cree en la “meritocracia” y sostuvo que, “si algunos tenemos mejores condiciones, el mérito no alcanza y eso no lo podemos permitir”.

“Ayer los diarios titulaban ‘Alberto piensa que el mérito no sirve para progresar’. Yo no digo semejante imbecilidad. No creo en la meritocracia. Si algunos tenemos mejores condiciones, el mérito no alcanza, y es allí donde el más tonto de los ricos tiene más posibilidades que el más inteligente de los pobres y eso no lo podemos permitir”, consideró el mandatario.

Según se informó oficialmente, el Plan Conectar contempla el “desarrollo, construcción y puesta en órbita de un nuevo satélite, el primero de la segunda generación de ARSAT, que estará orientado a la ocupación de las posiciones orbitales de la Argentina, al desarrollo de la industria satelital de telecomunicaciones y a reducir la brecha digital brindando conectividad satelital de alta calidad a 200 mil hogares rurales”.

El presidente Alberto Fernández consideró este miércoles que “durante cuatro años todo se paralizó” en el país, sostuvo que en el gobierno de Mauricio Macri “se favoreció la desintegración de la Argentina”, y volvió a apuntar contra la “meritocracia”.

“Veo que todavía hay tareas pendientes de aquello que comenzamos con Néstor (Kirchner), que continuó Cristina (Ferńandez) y que hoy me toca continuar a mí. En el medio hubo cuatro años donde todo se paralizó y se favoreció la desintegración argentina”, expresó el primer mandatario en el anuncio del Plan Conectar en la localidad de Benavídez.

El jefe de Estado se refirió además a los titulares de los diarios que indicaban que el Presidente “piensa que el mérito no sirve para progresar”.

“No existe el mérito donde el más tonto de los ricos tiene más posibilidades que el más inteligente de los pobres”.

“Yo no digo semejante imbecilidad. Lo que no creo es en la meritocracia. El mérito sirve si las condiciones son las mismas para todas y todos, porque si algunos tenemos las mejores condiciones para desarrollarnos y otros no, el mérito no alcanza”. “No existe el mérito donde el más tonto de los ricos tiene más posibilidades que el más inteligente de los pobres”, consideró.

El primer mandatario encabezó el anuncio del Plan Nacional de Conectividad (Conectar), que, según fuentes del Gobierno, contará con una inversión de 37.900 millones de pesos hasta 2023, buscará universalizar el acceso a conexiones de banda ancha de última generación y prevé la reactivación del Plan Satelital Argentino.

El plan contempla el desarrollo, construcción y puesta en órbita de un nuevo satélite que estará orientado a la ocupación de las posiciones orbitales de la Argentina, al desarrollo de la industria satelital de telecomunicaciones y a reducir la brecha digital brindando conectividad satelital de alta calidad a 200 mil hogares rurales, informó el Gobierno.

El primer mandatario estuvo acompañado por el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; el gobernador bonaerense, Axel Kicillof; el ministro del Interior, Eduardo “Wado” de Pedro; el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa; la titular de AySA, Malena Galmarini, y el intendente local, Julio Zamora.