El peronismo decidió posponer el Acto de Asunción de Autoridades por la conmoción generada tras el femicidio de Florencia Romano. Los bloques de Diputados y Senadores piden que las autoridades de Seguridad expongan qué sucedió.

Un día después de que se confirmara el femicidio de Florencia Romano, que conmovió a toda la provincia, el peronismo decidió suspender el acto de asunción de Anabel Fernández Sagasti como presidenta del partido, programado para este sábado.

“La sociedad mendocina está transitando por un momento de profundo dolor y conmoción. El Partido Justicialista y sus militantes no estamos ajenos a estos sentimientos, por este motivo, decidimos posponer el Acto de Asunción de Autoridades, por respeto a la familia, sumándonos al pedido de Justicia por Florencia”, anunciaron y dijeron que “oportunamente comunicaremos la fecha de su reprogramación”.

Al mismo tiempo los bloques de Diputados y Senadores convocaron al ministro de Seguridad, Raúl Levrino, y al Jefe de la Policía, Roberto Munives, a dar explicaciones por la inacción de la fuerza para prevenir el crimen.

El comunicado completo

Los diputados y senadores del Frente de Todos realizaron un pedido de informes y una citación en carácter de urgente para que el Ministro de Seguridad y el Jefe de Policía aclaren cómo fue el accionar de las fuerzas de seguridad ante lo que terminó en el femicidio de la joven de 14 años, Florencia Romano.

A raíz de la investigación realizada por el cuerpo de fiscales pudo saberse que el sábado a las 18.58 ingresó un llamado al 911 pidiendo ayuda y denunciando una situación de violencia de género. En la misma conferencia de prensa que brindaron la fiscal  a cargo de la investigación Claudia Ríos, y el fiscal Jefe de Homicidios, Fernando Guzzo, confirmaron que el llamado fue desatendido ya que desde el propio 911 cortaron la llamada.

Esto nos hace replantear el funcionamiento de la seguridad en Mendoza, aún más teniendo en cuenta que 250 metros de donde mataron a Florencia Romano se ubica la Comisaría 29 de Gutiérrez. Ell celular de Florencia se apagó a las 19.17, lo cual hace suponer que, si se hubiera actuado de manera apropiada, la muerte de la adolescente quizás podría haberse evitado.

TE PUEDE INTERESAR: Suspendieron a la operaria que desestimó un llamado de auxilio al 911 que pudo evitar el femicidio de Florencia

El segundo episodio inquietante lo relató José, el papá de Florencia. La joven desapareció el sábado. El domingo, al ver que no regresaba a casa, la familia decidió ir a la fiscalía de Rodeo de la Cruz (Guaymallén) a poner la denuncia. Según su versión, no se la tomaron porque “no había personal” por ser día feriado, algo totalmente inadmisible en un estado de derecho.

La incapacidad de la policía no solo se manifestó a nivel operativo sino también a nivel humano, en la voz de su Jefe, el comisario Roberto Munives. En la conferencia de prensa de este jueves, luego de hallar el cuerpo de la adolescente, Munives sostuvo sin el menor pudor y de cara a todos los mendocinos que quería “resaltar a toda la comunidad que hechos como estos son evitables a través de la educación, a través del cuidado, del seguimiento que debemos tener los padres sobre nuestros hijos y que este tipo de hechos no se deben repetir, no se deben producir precisamente porque debemos tener, ante todo, dentro del seno familiar un diálogo y apertura”.

Así, el Jefe de la Policía, cargó las culpas sobre las víctimas: la familia y la joven asesinada, en lo que consideramos una actitud verdaderamente repudiable e impropia de cualquier funcionario público.

Entendemos que tanto el ministro de seguridad, como el Jefe de la Policía, son responsables ante estos hechos, y queremos conocer de primera mano, cómo y por qué se procedió de determinada manera.


-->