El vicepresidente del Parlamento del Mercosur, Oscar Laborde, consideró que el presidente Sebastián Piñera tomó esa medida por “política interna”.

El Parlasur convocará a una “mesa diálogo” a Chile tras la decisión del Gobierno trasandino de ampliar su plataforma continental, según anunció hoy el vicepresidente del Parlamento del Mercosur, el argentino Oscar Laborde, quien consideró que el presidente Sebastián Piñera tomó esa medida por “política interna”.

“Queremos armar una mesa de diálogo para contactarnos con las autoridades chilenas y solucionar este tema con diálogo e intercambio”, dijo Laborde en declaraciones a AM 750.

Agregó que “Sebastián Piñera hace esto por política interna, porque nada hubo de nuevo desde el 84 o desde el 2016 que haga aparecer este reclamo”, y sostuvo que “hay un descrédito muy grande del Gobierno de Piñera en parte de la población”.

El mapa de los nuevos límites que pretende Chile, compartido por el canciller argentino, Felipe Solá

El vicepresidente del Parlasur explicó que el límite marítimo con Chile se definió en el Tratado de Paz y Amistad celebrado con Argentina en 1984 y se ratificó por las Naciones Unidas en 2016.

“Lamentablemente, se toma esta costumbre de sacar el problema afuera y aplicar al chauvinismo para evocar al patriotismo. No tiene otra explicación que la vieja idea de echarle la culpa al limítrofe”, siguió Laborde.

El funcionario sostuvo que “la decisión del Gobierno chileno debería haberse adelantado” ya que “si se buscara realmente reabrir una discusión, debería hacerse de otra manera”.

Piñera y Fernández, la última vez que se reunieron en el vecino país

En la misma línea, recordó que “el tema del Canal de Beagle casi termina en una guerra y tuvo que intervenir el Papa (Juan Pablo II)”.

A su vez, afirmó que “el problema sería que alguien quiera ratificar la decisión del Gobierno de Piñera y mande buques pesqueros a esa zona” y que “ahí el Gobierno argentino debería pasar a la acción”.

Finalmente, se mostró “preocupado” porque “algunos gobiernos de la derecha están en la cornisa de la democracia: lo hace Piñera en Chile y lo hace (Jair) Bolsonaro en Brasil, amenazando con no entregar el país”.


-->