Después de que se conociera que la fiscal que investiga el crimen de Fernando Báez Sosa, el joven asesinado en enero de este año a golpes por un grupo de rugbiers a la salida de un boliche en Villa Gesell, pidió este martes que sean sometidos ajuicio los ocho chicos detenidos, el papá de la víctima dijo que espera que los acusados reciban prisión perpetua, para que se haga justicia.ImagenPidieron que sea elevada a juicio la causa por el crimen de Fernando Báez Sosa.

Silvino Báez, el papá de Fernando, aseguró que junto a su esposa Graciela esperaban hace tiempo la elevación a juicio oral de la causa por el crimen de su hijo, ya que eso los acerca a que se haga justicia y a tener “un poquito de paz”.

“Estábamos esperando, ahora tenemos que saber cuándo tendríamos el turno para el juicio. Esto es el principio. Va a ser un proceso largo porque son muchos imputados”, dijo.¿Cuánto vale la verdad?Tu apoyo es fundamental para nuestro futuro.SumateLEER MASBáez Sosa: piden elevar la causa, sobreseer a dos rugbiers y sería juicio por jurado

De esta manera, los que irían a juicio serían Máximo Thomsen (20), Ciro Pertosi (20), Luciano Pertossi (19), Lucas Pertossi (21), Enzo Comelli (20), Matías Benicelli (21), Blas Cinalli (19) y Ayrton Viollaz (21).

Los ocho rugbiers están imputados como coautores del delito de “homicidio doblemente agravado por alevosía y por el concurso premeditado de dos o más personas” de Fernando Báez Sosa, que contempla como pena la prisión perpetua. ImagenLa fiscal pidió que ocho rugbiers vayan a juicio y que otros dos sean sobreseídos.

Además, en su requerimiento ante el juez de Garantías David Mancinelli, en un documento de343 páginas la fiscal Verónica Zamboni pidió que los dos rugbiers, que se encuentran en libertad, imputados como “partícipes necesarios”, identificados como Juan Pedro Guarino (19) y Alejo Milanesi (19), sean sobreseídos.

El papá de Fernando, que se enteró por los medios de la elevación a juicio solicitada por la fiscal, expresó que espera que el inicio del debate sea en los primeros meses del próximo año y deseó que no se alargue la fecha, para que la espera no se vuelva eterna.

“Estamos más cerca de que se haga justicia, cuando pase esto esperamos tener un poquito de paz y seguir el duelo con Graciela”, sostuvo en diálogo con Télam, al mismo tiempo que pidió que los imputados reciban “prisión perpetua”. “Que se queden en la cárcel va a ser un poquito de consuelo para nosotros”, agregó.ImagenLa familia quiere que los asesinos reciban perpetua.

Por otro lado, el padre del joven expresó que si bien hay muchos momentos en los que junto a su esposa se sienten solos, también están muy agradecidos por el acompañamiento que reciben de parte de la gente.

“Nos cuesta emocionalmente, nos cuesta la felicidad, perdimos las ganas de vivir. Estamos arruinados para toda la vida”, se sinceró Silvino, al mismo tiempo que afirmó que tanto él como su mujer siguen “luchando y pidiendo justicia por Fernando”.LEER MAS”No entiendo tanta maldad”: habló la ex Chiquititas cuyo marido fue detenido por narcotráfico

Como mañana se cumplirán 10 meses del asesinato de su hijo, para recordarlo, Silvino y su mujer decidieron que irán juntos al cementerio de la Chacarita para dejar una flor en la tumba del joven de 19 años.ImagenFernando murió por los golpes que recibió.

El crimen

El asesinato de Fernando se produjo en la madrugada del 18 de enero de pasado en pleno centro de Villa Gesell, frente al boliche Le Brique, donde el joven y dos de sus amigos fueron atacados por un numeroso grupo de rugbiers.

La víctima recibió golpes y patadas en la cabeza que le provocaron la muerte antes de que pudiera ser atendido por médicos, mientras que sus agresores huyeron del lugar.

El episodio quedó registrado en distintas cámaras de seguridad y en teléfonos celulares de otras personas que se hallaban en la zona, por lo que los sospechosos fueron identificados y detenidos horas más tarde en la casa que alquilaban, a pocas cuadras del lugar del crimen.