Además, se notó una importante baja en terapia intensiva. Los profesionales recomiendan continuar con los cuidados personales

En el mes de mayo, nuestra provincia presentó los picos más altos de la “Segunda Ola”. La ocupación en camas críticas llegó a estar en 92%, con un sistema de salud tensionado por la escalada de los casos. El sur mendocino no fue la excepción, contando con el Hospital Schestakow a una capacidad plena.

Según información oficial, se observa una baja considerable de los casos que repercute positivamente en la ocupación de camas. “Ha disminuido considerablemente. Estamos al 70 por ciento de ocupación en dos de las terapias intensivas y pudimos cerrar una, la que dependía de la guardia. En las otras dos terapias, en una tenemos 11 camas, ahí hay 7 pacientes y en la otra hay 10 camas y tenemos 8 pacientes”, destacó José Muñoz, director del Hospital Schestakow.

Con respecto a la ocupación de camas comunes, el funcionario señaló: “También viene bajando con respecto a un pequeño repunte que habíamos tenido la semana pasada. Estábamos manejando entre 180 y 190 pacientes en mayo, que fue nuestro peor mes en todo lo que llevamos de pandemia en estos dos años. Ahora estamos manejando entre 80 y 90 pacientes”.

Por último, el profesional se refirió a la importancia de tomar conciencia social, con mayor responsabilidad con las nuevas flexibilizaciones establecidas por el Gobierno provincial. “El cuidarnos depende de la gente, es una cuestión de respeto y de educación social y depende del comportamiento individual para que impacte en lo colectivo. Debemos apostar al comportamiento de la gente”, cerró.


-->