Tras sufrir un malestar en la zona del corazón, se dirigió al Sanatorio Güemes. Desde su entorno habían indicado que permanecería en observación. Más tarde, el funcionario publicó un mensaje en sus redes sociales y se conocieron detalles del parte médico

En la tarde del miércoles, el ministro de Transporte de la Nación, Mario Meoni, debió ser atendido en el Sanatorio Güemes tras sufrir un malestar en la zona del corazón. Allí le realizaron estudios y, según confirmó el parte médico, una intervención quirúrgica. El procedimiento fue satisfactorio y el funcionario evoluciona favorablemente.

“Él está bien. Fue por sus propios medios porque sintió una complicación y, al tener antecedentes cardíacos, fue a atenderse”, habían indicado desde su entorno. Meoni permaneció en observación en el centro de salud ubicado en el barrio porteño de Palermo. “Está lúcido, con el teléfono, no hay nada de que preocuparse”, agregaron.

A las 15, desde su cuenta de Twitter se informó que durante la jornada del miércoles había participado de una reunión junto al gobernador de Neuquén, Omar Gutiérrez.

Finalmente, a las 22, fue el mismo Meoni quien utilizó sus redes para enviar un mensaje de tranquilidad. “Debido a mis antecedentes clínicos, ante determinados síntomas siempre recurro a la atención médica. Me encuentro muy bien”, explicó. Posteriormente agradeció la preocupación de los usuarios y la atención del personal del centro de salud.


El portal Infobae tuvo acceso al parte médico del funcionario. El escrito, registrado a las 18, refiere a un paciente con “antecedentes de hipertensión arterial, enfermedad coronaria con colocación de 3 stents en 2014″. El ingreso al Sanatorio Güemes se produjo por “síndrome coronario agudo” y, debido al cuadro e historia clínia del ministro de 56 años, se procedió a realizar una cinecoronariografía”.

El informe de las 20.30 detalla cómo todo decantó en la intervención quirúrgica. “El paciente se encuentra cursando síndrome coronario agudo e hipertensión; se le realizó una cinecoronariografía. El estudio mostró que los stents previos se encontraban bien pero una pequeña arteria diagonal presentaba una lesión crítica que requirió realizar una angioplastia con balón con drogas. Se logró dilatar correctamente”. Según los especialistas, es un procedimiento de revascularización muy frecuentemente utilizado y mínimamente invasivo

Desde el establecimiento aseguraron que el procedimiento resultó satisfactorio y que Meoni se encuentra estable y toleró “muy bien” el procedimiento. “Actualmente se encuentra en la Unidad Coronaria para su mejor control evolutivo”, detallaron.


El hombre nacido en el partido de General Arenales posee una extensa carrera política. Entre 1999 y 2003 fue diputado de la provincia de Buenos Aires por la Unión Cívica Radical. Entre 2003 y 2015 fue intendente de Junín. En ese año y en 2019 volvió a postularse para el mismo cargo, pero fue derrotado por el candidato de Juntos por el Cambio, Pablo Petrecca.

Hace algunas semanas, se manifestó en relación al retorno de las clases presenciales en la ciudad de Buenos Aires y al uso del transporte público.

El titular de Transporte dijo que en caso de mantenerse la situación epidemiológica actual del COVID-19, “hay que modificar horarios de ingreso a clase para evitar horarios pico” en colectivos, trenes y subtes.

“La educación significa un 25% de los usuarios en el Área Metropolitana de Buenos Aires. Si sigue esta situación del Covid, hay que modificar horarios de ingreso porque no podemos tener horas pico”, sostuvo Meoni en una entrevista con ElDiarioAr. Y amplió: “En el caso del mediodía no hay problemas, pero sí al ingreso porque es la hora que van los trabajadores. Entre las 7 y las 8 es un gran lío y después baja notoriamente”.

En esa línea, planteó una sugerencia: “Habría que empezar una hora más tarde, a las 9. Y la salida, a la 1. Y a la tarde arrancar 1.30 y terminar 5.30. Igual a la tarde el colegio baja muchísimo. Los padres mandan a los chicos a la escuela a la mañana por razones laborales”.

El titular de la cartera de Transporte contó que se trata de una idea que viene charlando con su par de Educación “aunque las clases son una determinación de cada jurisdicción”.

Cabe destacar que en el AMBA el transporte público sigue siendo de uso exclusivo para trabajadores considerados esenciales, más allá del incremento de pasajeros registrado en el último tiempo. “Es cierto que hubo un relajamiento de controles, que hace que suba más gente que la esencial, pero tampoco tenemos un aumento importante de usuarios”, reconoció Meoni.


-->