El Presidente dio detalles sobre el mensaje de texto al jefe de Gobierno porteño para informarle sobre el redireccionamiento de fondos hacia la provincia de Buenos Aires. “La verdad que yo no hice esto para jorobar a nadie”, aseguró y volvió a calificar de “inadmisible” la protesta policial frente a la Quinta de Olivos

El presidente Alberto Fernández tildó  de “inadmisible” a la protesta policial frente a la Quinta de Olivos. “Me pareció una desmesura” porque se lo hacían “a la persona indebida”, puntualizó el jefe de Estado que, además, se expresó “asombrado” por quienes cuestionan el traspaso de fondos que el gobierno de Mauricio Macri le había otorgado “en exceso” a la Capital Federal y con el cual se creó el fondo para que la provincia de Buenos Aires pueda pagar el aumento salarial a la fuerza de seguridad local.

”Le mandé un mensaje de texto a Horacio Rodríguez Larreta diciéndole ‘quedate tranquilo que vamos a resolver estos problemas de otro modo’”, reveló el mandatario durante una entrevista por Radio Con Vos, en la que comentó el trasfondo de lo ocurrido ayer, antes y durante el anuncio de asistencia a la provincia de Buenos Aires.

Coparticipación

“Me asombra cuando planteamos como un hecho inesperado el tema de la llamada coparticipación porque es algo que desde el primer día venimos planteando”, dijo el jefe de Estado. “Nadie puede estar sorprendido por esto”, remarcó.

Para dar prueba de ello, recordó que los diarios “La Nación y Clarín, a comienzos de nuestra gestión, hablaron de nuestro planteo a la ciudad de Buenos Aires sobre la necesidad de revisar los 2.4 puntos que le dio la gestión anterior (de Mauricio Macri) porque eran en exceso mucho más de lo que necesitaban para pagarle a la Policía Federal” traspasada desde Nación.

Alberto Fernández puntualizó que “la provincia de Buenos Aires tiene un problema muy serio de financiamiento” y consideró que la protesta policial “estaba reclamándole algo a alguien que estaba en vías de resolverlo”. “Y lo que pasó ayer (durante el anuncio desde la Quinta de Olivos) fue que empezamos a resolver este tema que hace tiempo se venía planteando”, explicó.

El mensaje a Rodríguez Larreta

Sobre el mensaje, aseguró que se comunicó con el jefe de gobierno porteño para comunicarle su decisión sobre el punto de coparticipación y darle garantías de que el Estado nacional no desfinanciaría a la Ciudad. ”Le mandé un mensaje de texto a Horacio diciéndole ‘quédate tranquilo que vamos a resolver estos problemas de otro modo’”.

“Voy a dejar en claro una cosa: la ciudad opulenta de Buenos Aires no es un resultado de una gestión de Horacio, ni siquiera de Macri. Es algo que fue construido a lo largo de décadas y siglos”, dijo y enfatizó: “Yo no hice esto para jorobar a nadie”.

De la misma forma, insistió: “Esto no es ningún menoscabo para la Ciudad de Buenos Aires”. “Lo único que hicimos” fue retomar “recursos que fueron pasados en exceso, no son transferidos en concepto de coparticipación. No están en la coparticipación”, remarcó y agregó que “la Ciudad tiene muchos lugares donde puede corregir gastos que pueden esperar. Puede llevar este problema sin ningún inconveniente”.

Además, comentó que tuvo una charla con el intendente de Almirante Brown, Mariano Cascallares. “Me decía que su presupuesto era el renglón que la Ciudad de Buenos Aires destinaba al arreglo de las veredas”, dijo para comprar los fondos que manejan ambos distritos con la misma superficie territorial.

Explicó también que la Ciudad percibe grandes ingresos por la actividad financiera que allí se desarrolla y prosiguió: “Los que usan servicios de la Ciudad consumen mucho en la Ciudad también, y pagan allí el IVA. En CABA viven 3 millones y entran 6 millones más. Esos 6 millones producen y le dejan un gran rendimiento a la Ciudad. Parte usan servicios de la Ciudad, sí”.

“También puedo decir que Buenos Aires es la ciudad con más cantidad de jubilados, y todos son de PAMI. Lo que intenté ayer demostrar es que CABA cuenta con muchos más recursos que PBA en relación a los habitantes que tiene”, argumentó.

Por otra parte sostuvo que la posibilidad de sanciones sobre los agentes que llevaron la protesta frente a la Quinta de Olivos “es algo que verá el gobernador de Buenos Aires”, Axel Kicillof, porque la fuerza depende de él.

“Me parece que adentro de la fuerza había dos posiciones. Los que estaban reclamando en La Matanza, que tampoco lo hicieron del mejor modo, y estaban en desacuerdo con la demanda que se hacía en Olivos y que a mí me pareció una desmesura” porque se lo hacían “a la persona indebida”. “Le reclamaban al gobierno nacional fondos que pertenecían a provincia”, agregó.

”Estamos resolviendo infinidad de situaciones como esta. Lo que pasa es que no salen a la luz. No podés tener una fuerza policial como estaba ayer. No podemos tenerlo. Yo la verdad que no voy a entrar en una disputa con la Policía”, definió.

También recordó que días antes de que se desatara la movilización policial, los gobiernos nacional y provincial habían lanzado un plan de seguridad integral que contemplaba una suba de sueldos para los agentes. “Estaba dentro de lo previsto que uno de los temas que teníamos que revisar era ese”, dijo.

Aclaró que “este no es el primer planteo (de las fuerzas de seguridad) que tuvo lugar en la Argentina” y mencionó como ejemplo lo ocurrido en Santa Fe, La Rioja y Misiones. Además, aseguró que el tema salarial de los policías no fue un asunto negado por el Gobierno. “No es que no se ven, sino que uno no tiene condiciones para resolverlo, se van resolviendo sobre la marcha. Yo no creo que haya habido un error. Estaba previsto el tema salarial de la Policía”, afirmó.