La denuncia realizada por el diputado Rodolfo Tailhade asegura que hubo un desvío sistemático de fondos en el ministerio de Producción y Trabajo. Tres funcionarios señalados

El diputado Rodolfo Tailhade denunció hoy que hasta el 2019 hubo un “desvío sistemático de fondos” millonario desde una “estructura corrupta” montada en el ámbito del Ministerio de Producción y Trabajo de la gestión macrista y consideró “piezas clave” de ese entramado a los ex funcionarios Rodrigo Sbarra, Sebastián Bideberripe e Ignacio Pérez Rivas, ex jefe de Gabinete de los antiguos ministros Francisco Cabrera y Dante Sica.

En la denuncia está señalado el ex ministro mendocino Francisco Cabrera. Tailhade vinculó en una estructura corrupta que desviaba fondos del ministerio de Producción y Trabajo a “Pancho” Cabrera. El empresario mendocino que comenzó su carrera política siendo funcionario en la Ciudad de Buenos Aires y luego saltó al plano nacional de la mano del ex presidente Mauricio Macri.

La denuncia fue presentada hoy por Tailhade ante el juez federal Julián Ercolini, a cargo de la causa que investiga el hallazgo de un sobre con 10 mil dólares en la oficina que ocupó Sbarra, ex secretario de Coordinación del ex Ministerio de Producción.

En el texto, Tailhade advirtió sobre la existencia de “una estructura corrupta”, integrada por Sbarra, que “habría montado un sistema de desvío de fondos públicos hasta diciembre del 2019 en el ámbito del Ministerio de Producción y Trabajo, hoy Ministerio de Desarrollo Productivo”.

En su presentación, el diputado pidió que se tengan en cuenta nuevos ilícitos y solicitó una audiencia con el juez “para aportar documentación e información adicional”.

Según la denuncia, los ex funcionarios Sbarra y Bideberripe fueron “piezas clave” en la estructura de “retornos” y “reportaban” a Pérez Rivas, ex jefe de Gabinete de Cabrera, primero, y de Sica, después.

El “desvío sistemático de fondos públicos” -según Tailhade- era cometido a través de la “contratación de personas que no cumplían funciones y entregaban el 70 por ciento de lo facturado a la organización”, entre otros mecanismos.

Además, el diputado señaló que “se utilizaban como marco legal los convenios que la cartera firmó con Cedyat (Centro de Desarrollo y Asistencia Tecnológica) y la Facultad de Ciencias Económicas de la UBA”.

Tailhade acusó también como miembros de la estructura “al ex director de Asuntos Jurídicos del Ministerio de la Producción, Hernán Coego; a Maximiliano Carlos Guida, mano derecha de Bideberripe; y a Claudio Daniel Giménez, que oficiaba como valijero del esquema”.

“A través de estos testaferros, Sbarra creó al menos dos sociedades anónimas: Desarrollos Digitales Globales SAS y Depuración General Sustentable; ambas le facturaban 24 millones de pesos por mes al Ministerio de la Producción”, dice la presentación.

A principios de mes, Ercolini dispuso el levantamiento del secreto fiscal y bancario de Sbarra, acusado por “lavado de dinero” por el fiscal federal Gerardo Pollicita y de haber puesto en “circulación en el mercado” dinero “cuya procedencia no fue justificada ni legalmente declarada”.

La información que surja del levantamiento del secreto bancario y fiscal –ordenado al Banco Central y a la AFIP- será cotejada por los investigadores con aquella que surge de las declaraciones juradas del imputado.