El mendocino que ganó la medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Tokio con el seleccionado argentino de Rugby 7s, asistió al complejo carcelario para promover las prácticas deportivas en contextos de encierro.

Autoridades del Servicio Penitenciario y responsables del programa “Rugby e Inclusión”, que se lleva a cabo en distintas cárceles del país, recibieron a uno de los principales representantes que tuvo nuestra provincia en los últimos Juegos Olímpicos, con el objetivo de continuar con la promoción de la práctica de este deporte, y mejorar técnicas y tácticas que les permitan seguir avanzando en el proceso de aprendizaje. 

Desde el “Área de Deportes” del Complejo Almafuerte, destacaron que este tipo de encuentros con figuras importantes, permite que las personas privadas de libertad no sólo puedan mejorar las cualidades propias de los deportes que se brindan en contextos de encierro, sino también educarlos en valores tales como el compromiso, el trabajo en equipo y la disciplina a través de las prácticas que realizan.  

De allí, la importancia de contar con la presencia de Rodrigo Isgró, quien a pesar de su juventud, cuenta con una importante trayectoria. Durante la visita, Isgró dialogó con los internos sobre la experiencia de participar de los Juegos Olímpicos y el largo camino transitado para estar hoy dentro del equipo nacional.

Isgró, ingresó a los 4 años a las categorías infantiles de Mendoza Rugby. Allí, creció con su camada, la 99, hasta formar parte de la primera división. Además, en Mendoza  integró los seleccionados juveniles de la Unión de Rugby de Cuyo, hasta llegar finalmente a ser parte de Los Pumitas que jugaron el Mundial de la Categoría M-20 en 2019.

Por su parte, Los Caciques se han transformado en pioneros para incluir al rugby como deporte principal en complejos y unidades de toda la Provincia. 


-->