El Ministerio de Economía extendió hasta el 2 de junio el plazo para renegociar los US$ 66.300 millones de títulos de deuda emitidos bajo legislación extranjera, con el objetivo de continuar el diálogo con los acreedores en búsqueda de un acuerdo.

Así lo hizo saber la cartera que dirige Martín Guzmán a través de un comunicado en el cual anunció que “extendió por un período adicional el vencimiento de la invitación que hizo a los tenedores”, previsto para mañana.

El plazo para que los tenedores informen si aceptan entrar al canje de deuda estaba previsto para mañana a las 17 hora de Nueva York ( las 18 en Argentina). Ese tope ahora se extendió para igual horario del martes 2 de junio.

Esta es la segunda ampliación dispuesta por el gobierno argentino. El primer plazo fue fijado para el 8 de mayo pasado y se extendió luego hasta el 22.

Si se cierra la negociación el 2 de junio, el anuncio del resultado se realizará el día siguiente y la liquidación de los nuevos títulos, tal como se define en el Suplemento del Prospecto de canje, será el 8 de junio “o lo antes posible de allí en adelante”.

Asimismo, mañana vence el período de gracia para pagar US$ 503 millones -de un vencimiento del 22 de abril último-, que el Gobierno utilizó para avanzar en la negociación de toda la deuda con los acreedores, y su falta de pago conducirá al país a un default técnico, según explicaron fuentes oficiales.

El Presidente Alberto Fernández, en declaraciones efectuadas en la provincia de Santiago del Estero, dijo que quiere “que el mundo vea a la Argentina como un país honorable que cumple” sus compromisos, “sin que eso signifique una nueva postergación de nuestro pueblo”.

Por su parte, el vocero del Fondo Monetario Internacional, Gerry Rice aseguró que en las negociaciones de Argentina con sus acreedores privados, “nos alienta la disposición de ambas partes a continuar las conversaciones para llegar a un acuerdo” .

Gerry Rice, vocero del Fondo Monetario Internacional.