La ministra Bielsa y el titular de la ANSeS, Alejandro Vanoli, encabezaron la primera reunión para poner en marcha el programa para el “acceso a la vivienda de sectores medios”

La ministra de Desarrollo Territorial y Hábitat, María Eugenia Bielsa, y el titular de la ANSeS, Alejandro Vanoli, encabezaron el viernes la primera reunión del nuevo comité ejecutivo de Procrear, que apunta a relanzar el programa de viviendas.


La funcionaria sostuvo que el plan anunciado por la ex presidenta Cristina Kirchner en junio de 2012 fue muy “valioso” para el “acceso a la vivienda de sectores medios”, pero advirtió que durante el gobierno de Mauricio Macri se convirtió “en un dispositivo financiero”.

“Acá no hablamos sólo de viviendas, sino de puestos de trabajo y de economías locales”, remarcó Bielsa durante el encuentro, en el que también participaron representantes de los ministerios del Interior, de Economía, de Desarrollo Productivo y de Obras Públicas.

La ministra señaló que el objetivo es “recuperar y mejorar las prácticas más valiosas del Procrear, para reconstruir los eslabones culturales, esa articulación entre el Estado, la familia, el ahorro, el esfuerzo, impulsando políticas públicas integrales de hábitat.       

Los funcionarios coincidieron en la importancia de que este Programa recupere los objetivos de favorecer el acceso a la vivienda, reactivar la construcción y generar puestos de trabajo.

“A un programa tan valioso como es el PROCREAR, de acceso a la vivienda para sectores medios, el gobierno anterior consiguió transformarlo en un dispositivo financiero”, explicó Bielsa.

También explicó que la gestión de Mauricio Macri “rompió una lógica que tiene un impacto enorme en el desarrollo y en la mano de obra de un país que necesita poner su sistema productivo a trabajar con intensidad”.

Durante la reunión, los representantes de las diferentes carteras nacionales realizaron un balance de la evolución del plan: indicaron que, entre junio de 2012 y diciembre de 2015, el PROCREAR produjo alrededor de 196.000 soluciones habitacionales, con una inversión estatal de 481.000 millones de pesos y generó alrededor de 350.000 empleos directos y 200.000 indirectos.

Además, consideraron que, a partir de 2016 el presupuesto aplicado al Programa sufrió una fuerte merma y cambió su lógica, ya que el gobierno del ex presidente Macri lo convirtió en un sistema de subsidios con anclaje en el sistema financiero y destinó fondos a obras que no fueron finalizadas o entregadas.

El nuevo Comité Ejecutivo coordinará las diferentes carteras con el objetivo de recuperar las líneas históricas del Programa con la doble finalidad de colocar la construcción de viviendas como motor del crecimiento económico y desarrollar una política urbana inclusiva.