Expectativas por el anuncio del presidente.

El Gobierno nacional continúa hasta últimas horas del jueves analizando “la letra chica” de lo que serán las próximas medidas restrictivas para el país y el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), mientras siguen las negociaciones con Ciudad y Provincia.

Las expectativas se centran en el tema de la presencialidad escolar, dado que el jefe de Estado quiere mantener la virtualidad mientras que desde el Gobierno porteño afirmaron que sólo están dispuestos a establecer “cierta virtualidad en la secundaria”.

Con el propósito de “acordar medidas en conjunto”, el jefe de Gabinete porteño, Felipe Miguel, mantuvo esta tarde una charla telefónica con su par de la provincia de Buenos Aires, Carlos Bianco.

Fuentes del Gobierno porteño precisaron que están “dispuestos a continuar dialogando”, dado que no están de acuerdo con que se mantenga la suspensión de la presencialidad en los colegios.

“Quedamos en seguir hablando, pero si después Nación toma medidas no sabemos”, explicaron al respecto, y aclararon que su postura es “mantener la presencialidad en primaria y nivel inicial”, además de aplicar “mucho control en la calle”.

El Gobierno de la Ciudad también planteó establecer “restricciones en la construcción” y “teletrabajo para la actividad de profesionales”.

“Hay un consenso general de las 24 jurisdicciones” para aplicar medidas más restrictivas, dado que “todos los gobernadores están preocupados”, indicaron desde Casa Rosada

“El tiempo nos da la razón. Las medidas que tuvo que tomar Alberto (Fernández), poniéndose como el malo de la película, sirvieron frenar el crecimiento de casos”, resaltaron.

En tanto, consideraron que “si todos los distritos las hubieran aplicado, no se hubiera llegado a un pico tan alto de casos”, y agregaron: “No entendieron que había que controlarlo antes”.

“No supieron ver que los contagios se iban a extender al resto del país. Esta curva no es ver día a día o semana a semana, son periodos largos. Los casos dan menos, pero si no se ponían las medidas iban a crecer”, subrayaron.

Además, las mismas fuentes graficaron: “Los gobernadores se quemaron con fuego los últimos 15 días y no van a querer volver a repetir lo mismo. Van a hacer cumplir un poco más fuertes las medidas”.

Por último, precisaron que “todos tienen en claro la gravedad de la situación”, pese a que “pueden haber matices”, y agregaron: “Hay una coincidencia de que ante un incremento de contagios se saturaría el sistema”.

Fuente NA


-->