Son las menores de 9 años de La Favorita, único equipo femenino de esa edad en la provincia

Por Maxi Salgado

En silencio, pero con un trabajo que es inconmensurable, han ido marcando un rumbo en el deporte de la provincia. Si uno está convencido que el deporte transforma vidas y sociedades, el equipo de futsal de La Favorita es el fiel reflejo de ello.


Una de las dos instituciones de la provincia que trabaja solo en la rama femenina (la otra es Alianza) ha marcado un hito histórico en los torneos de Fefusa. Cómo son el único club que tiene todas las categorías infantiles entre los que participan de los torneos de las pibas, no tenían competencia y fue así que invitados por Gaby Coria (referente de la Federación en las formativas de nenas) comenzaron a competir en los torneos de los varones en la categoría menores de 9 años.


El primer partido fue este sábado frente a Municipal Mendoza.


“Estamos muy contentos. La verdad que es un nuevo paso para el crecimiento de nuestras chicas. Nosotros trabajamos día a día para seguir siendo el sostén de un montón de nenas que encuentran contención en el Gimnasio, lugar desde el que van viendo un camino diferente en lo personal”, nos cuenta Lucas Gelvez, coordinador de la actividad en el populoso barrio del Oeste.


“Hoy tenemos 120 nenas que compiten en Fefusa. Somos la única entidad que compite en un deporte federado de la provincia y lo hacemos lo más profesional posible, con el compromiso de las chicas y de las familias que son las que sostienen este proyecto”, nos sigue relatando el profe que también trabaja en el fútbol de cancha grande en Talleres.
“Muchas de las chicas que iniciaron este proyecto hoy son profesionales, tenemos maestras, policías, profes, algunas que han estudiado para ser técnicas de fútbol y Sabrina Ponce que hoy es una reconocida árbitra de la provincia en cancha grande y futsal”, remarca Gálvez. Es un secreto a voces que algunas de esas chicas que hoy tienen un futuro en su vida , llegaron al Gimnasio 5 con problemas de adicciones o siendo víctimas de una violencia enquistada en nuestra sociedad.


Gelvez tiene ahora un grupo de chicas que van trabajando a su par y todos sueñan con que el proyecto se siga sosteniendo: “por eso ponemos mucho énfasis en la formación. Para nosotros es prioridad que se vaya multiplicando la cantidad de nenas y por eso no es una novedad que podamos armar planteles de F 9, F 11 y F 13”, relata y se le corta la voz de la emoción, una lógica reacción para alguien que es un apasionado de lo que hace.


Allí todo se hace a pulmón. La confección de las camisetas, el pintado de la cancha y ahora se juntan fondos para las pelotas que necesitan para participar de este nuevo desafío.


Párrafo aparte para la gente de Fefusa que sigue siendo marcando tendencia en cuanto a la igualdad de oportunidades. En un contexto nacional en el que se sigue discutiendo la posibilidad de que las nenas puedan jugar con los varones en edades formativas, la Federación gestionó y creó el lugar para que estas nenas puedan tener su oportunidad.
Hay que entender que el deporte no debe tener sexo y menos en una edad de formación. La idea allí es jugar, divertirse e incorporar herramientas para su inserción en una sociedad que tiene mucho de selva.


Felicitaciones a ambas instituciones y por más casos de inclusión.

TE PUEDE INTERESAR

Tienen 12 años y la AFA no las deja jugar

Zapatillas para chicos de El Resguardo


-->