Ocurrió en San Juan. Un joven llamó a una radio para pedir que su novia no interrumpa su embarazo y de esta manera salvara a su futuro hijo.

El particular pedido de un hombre sacude a la sociedad sanjuanina y divide aguas en torno a un tema que aun tiene adeptos y detractores, el aborto legal.

El hecho, que tomó trascendencia pública, tiene como protagonista a un hombre que vive en la vecina provincia de San Juan, quien mediante un llamado por teléfono a una radio, reveló de su lucha por salvar la vida de su futuro hijo. El joven busca que su pareja no realice un aborto de 12 semanas que está autorizado por ley desde enero pasado.

Lo que solicita, el hombre es que la mujer complete el embarazo, lo tenga y se lo dé. El caso llegó a las redes sociales, donde el hashtag #TodosConFranco se hizo viral.

“Estoy haciendo lo imposible para defender la vida de mi hijo. Sé de los derechos de quien era mi pareja, pero sólo le pido que lo tenga y que me lo dé, yo no le voy a hacer faltar nada”, comenzó pronunciando el joven que se identificó como Franco para preservar la identidad de su novia, quien quiere abortar.

“Sólo quiero defender que la Justicia entienda que yo y mi hijo también somos personas y tenemos derechos. Es una lucha muy difícil y los días pasan y se nos acaba el tiempo. Como pensamos diferente hemos perdido el diálogo, pero a pesar de eso le propuse que lo tenga y me lo entregue. Si después ella quiere continuar con su vida lo va a poder hacer”, contó en una entrevista con Radio AM 1020.

El sanjuanino ya recurrió a la Justicia para evitar que se lleve a cabo la elección de su pareja, que es totalmente legal por la nueva Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo, que indica que el aborto es de acceso libre hasta la semana 14 de gestación.

Sobre su desesperado intento, Franco comentó: “Ya he presentado todo lo que tengo a la Justicia, ahora espero que por favor entiendan que sólo quiero darle la posibilidad de vivir a mi hijo. Todo se focaliza en los derechos de la mujer, pero mi hijo también tiene derechos y nadie puede decidir sobre él”.

Sobre los antecedentes a este tipo de situaciones, cuando en un fallo sin precedentes la Justicia Uruguaya ordenó a una mujer suspender el proceso de interrupción voluntaria del embarazo —el que venía llevando a cabo en el marco de las normas vigentes— debido a un recurso de amparo que presentó ante el hombre con quien concibió el feto, quien se opone a la que la mujer se haga un aborto.

Qué dice la Ley de la Interrupción Voluntaria del Embarazo

El aborto es de acceso libre hasta la semana 14 de embarazo.

Una vez pasado ese plazo, el aborto es legal en caso de peligro para la vida o la salud de la persona gestante o en caso de violación.

Es posible acceder a la práctica en los servicios del sistema de salud público y privado, en un plazo máximo de 10 días desde su requerimiento.

Las personas de 16 años o más tienen plena capacidad por sí mismas para prestar su consentimiento; se presume que las niñas de 13 a 16 años cuentan con aptitud y madurez suficiente para decidir la práctica y prestar el debido consentimiento, a menos que deba utilizarse un procedimiento que implique un riesgo grave para su salud o su vida (conforme lo establece el art 26 del Código Civil y Comercial de la Nación).

El personal de salud deberá brindar un trato digno, garantizar la privacidad y confidencialidad de la información, y respetar la autonomía de la voluntad.

El funcionario público o personal de la salud que dilate, obstaculice o se niegue a practicar un aborto en los casos legalmente autorizados podrá ser sancionado penalmente e inhabilitado para el ejercicio de la profesión.


-->