La joven contó que se asustó mucho cuando vio a la serpiente mientras se comía un pájaro en una jaula. Pese a esto, los especialistas indicaron que no son peligrosas para los humanos.

Una vecina de El Challao encontró una culebra en su patio y se llevó un verdadero susto, aunque luego un especialista explicó que no son animales peligrosos para los seres humanos.

Luna Rosello fue la joven que encontró la serpiente, y detalló: “Estaba lavando los platos y sentí que un pájaro chilló y cuando salí ya la tenía enrollado, ya lo había asfixiado y tenía la mitad de su cuerpo colgando del árbol, y ella ya estaba dentro de la jaula”.

“Al comerse el pájaro no podía salir, entonces se quedó adentro de la jaula. Ahí vino mi suegro y se la llevaron a que la vieran”, añadió.

Sobre el miedo que sintió, Luna contó “Empecé a tiritar, a llamar a mi suegro, a mi pareja, no sabía qué hacer, me había dado una desesperación. Es horrible. Es gigante”.

Al respecto Horacio Falconi, jefe de Zoonosis, explicó: “Comúnmente se las llama culebras. Son serpientes que no son peligrosas para los humanos, son animales que dentro del concierto ecológico nuestro, del ambiente, son muy útiles porque son controladoras de roedores. Se alimentan también de huevos y de algunas aves”.

“Es bastante común que se le tenga miedo, tienen mala fama y por eso la gente se asusta. Si se asustan es mejor que nos las toquen, no las manipulen si no conocen del tema porque uno puede estar manipulando una que sea peligrosa. Pueden morder y hacer doler, pero no tienen veneno que pueda causar daños a la persona”, agregó.

“En líneas generales suelen ser víboras más pequeñas, un aspecto opaco, no tan brillante y suelen ser grisáceas. Ellas no están en forma elongada, generalmente están enroscadas y los accidentes que se producen es porque las pisamos. Están distribuidas en todo el territorio provincial pero fundamentalmente en las áreas más rurales”, cerró Falconi.