El hombre, que desató una ola de contagios de coronavirus por romper la cuarentena, estaba con custodia policial luego de recibir este domingo el alta. El fin de semana, tras un allanamiento, habían encontrado en su casa drogas y un arma.

El empleado de una bodega de Maipú conocido como el “caso 98”, que rompió el aislamiento social, preventivo y obligatorio y desató una ola de contagios en ese departamento, fue detenido durante la tarde de este lunes en Luzuriaga.

Es que el ciudadano fue interceptado en la vía pública por personal policial luego de romper el aislamiento y salir de su casa. Al ser detenido aseguró que “no sabía que no podía circular”.

Debido a esto quedó a disposición de la Justicia y en las próximas horas será imputado por violación de la cuarentena y tenencia ilegal de arma de fuego por la fiscal Correccional Gabriela García Cobos.

TE PUEDE INTERESAR TAMBIÉN: Las causas judiciales que enfrentará el “Caso 98”

Por orden de la fiscal se había ordenado la captura del hombre de 37 años, que este domingo había recibido el alta médica luego de pasar dos semanas internado por coronavirus.  Además, durante un allanamiento durante el fin de semana, habían hallado en su casa del barrio González Galiño drogas un arma, por lo que intervino en la causa la Justicia Federal.

Tras recibir el alta el hombre fue trasladado al domicilio y quedó con custodia policial. Sin embargo, cerca de las 17.30, los efectivos se sorprendieron al ver al hombre regresando a la propiedad.

Fue allí cuando lo detuvieron y lo trasladaron a la Comisaría 29ª de Gutiérrez. Según indicaron los propios uniformados, el hombre “se reía” mientras era trasladado.