El Abierto de Australia, primer Grand Slam del año programado a partir del lunes próximo en Melbourne, podrá desarrollarse “absolutamente seguro”, según lo adelantó el director del torneo, Craig Tiley, luego de haberse encendido las alarmas por un caso positivo de coronavirus de un empleado de un hotel en el que se encuentran alojados unas 500 personas, entre tenistas, entrenadores y personas vinculadas al certamen.

“Estamos absolutamente seguros que el Abierto de Australia seguirá adelante y esperamos mantener su programación original. Soy muy optimista”, subrayó Tiley en declaraciones a los medios de prensa australianos.

La previa del Grand Slam pasó sobresaltos cuando se confirmó un positivo de coronavirus de un empleado del Hotel Grand Hyatt, lo que motivó un aislamiento completo de las personas que se encontraban alojadas, los tenistas, sus entrenadores y preparadores físicos, y la cancelación de los partidos de los cinco torneos que se juegan esta semana en Melbourne para la jornada de este jueves.

“Los tenistas alojados en el hotel y sus cuerpos técnicos fueron hisopados y permanecerán aislados hasta saber los resultados de los test. La probabilidad de que se hayan producido contagios es muy baja y esperamos que den negativo porque se considera contactos ocasionales”, añadió Tiley.

Los organizadores del certamen a desarrollarse en el complejo de Melbourne Park tomaron medidas inmediatas, como los test de coronavirus a los hospedados en el hotel y la cancelación por 24 horas de la ATP Cup, en la que Argentina debía enfrentar durante esta jornada a Japón, dos torneos de la WTA y dos de la ATP.

“Tenemos tres días por delante para que se completen los torneos. Se trata de una medida preventiva para proteger a los tenistas y a la población de Melbourne”, añadió Tilay, quien atendió a los medios acompañado por el subdirector de la Oficina de Salud, Allan Cheng, y por el primer ministro del estado de Victoria, Daniel Andrews.

El dirigente confirmó que el sorteo de los cuadros del Grand Slam, que iba a celebrarse éste jueves, fue pospuesto al viernes y sobre la presencia de público, dijo que se mantiene la idea de que haya 30.000 espectadores diarios (25.000 desde cuartos). El abierto de Australia, programado entre el 8 y 21 de febrero, contará con la participación del serbio Novak Djokovic, el español Rafael Nadal, al austríaco Dominic Thiem, la australiana Ashleight Barty y la estadounidense Serena Williams, entre sus principales figuras. Los tenistas argentinos que lo jugarán serán Diego Schwartzman, Guido Pella, Federico Delbonis, Juan Ignacio Londero, Horacio Zeballos, Máximo González y Nadia Podoroska.


-->