El buzo Michael Packard vivió una terrible experiencia mientras nadaba en el Cabo Cod, Estados Unidos

Un hecho inexplicable o milagroso quizpá, ocurrió en las costas de Massachussets. Michael Packard, uh hombre de 56 años, fue tragado de manera literal por una ballena, que lo escupió a los minutos y así logró salir con vida e ileso luego de este hecho.

“Buceaba para buscar langostas cuando una ballena jorobada intentó comerme”, expresó Michael para un medio local. “Estuve dentro de su boca cerrada durante 30 a 40 segundos, antes de que emergiera a la superficie y me escupiera. Luego caí en la cuenta, oh, Dios mío, estoy en la boca de una ballena… y está intentando tragarme. Pensé que iba a morir. Pensé en mis hijos y mi esposa”, agregó.

La parte más dura del relato fue cuando notó que “algo” lo atrapaba y no tenía escapatoria. “Pude sentir que mi cuerpo se movía involuntariamente, presionado por algo, y pensé: “Dios mío, ¿me acaba de morder un tiburón? Luego palpé y me di cuenta de que no había dientes y realmente no había sentido un gran dolor”, contó horrorizado.

Con respecto a su estado de salud, Michael fue socorrido por salvavidas de Provincetown y está aun en recuperación aunque sin heridas de gravedad. Un testigo de los hechos fue Josiah Mayo, quien vio el momento exacto en que el cetáceo escupió a su amigo y llamó a emergencias.

Según la agencia de noticias AFP, Jooke Robbins, investigadora y experta en ballenas del Centro de Estudios Costeros de Provincetown, declaró que existe una razón científica para esto. Resulta que si bien la boca de la ballena es muy grande, su garganta no es tan estrecha como para poder tragar a una persona ya que sólo se alimentan de peces.


-->