¿Quieres recibir notificaciones de noticias?

Manzano defendió que la minería es una de las mejores fuentes laborales

¿Quieres recibir notificaciones de noticias?

Publicidad

5° Mendoza

Lunes, mayo 20, 2024

RADIO

ONLINE

5° Mendoza

Lunes, mayo 20, 2024

RADIO

ONLINE

PUBLICIDAD

Manzano defendió que la minería es una de las mejores fuentes laborales

Desde el sector privado apoyaron la apertura que está demostrando el presidente Javier Milei hacia el sector minero valorando que desde el nuevo Gobierno se logró reinsertar al país en la expectativa de inversión

Redacción
06/03/2024 11:04
PUBLICIDAD

"Un empleo en el comercio, un trabajo básico en agricultura paga en el interior de la Argentina $ 170.000, $ 220.000. Un empleo en minería o petróleo paga $ 700.000, $ 550.000, $ 800.000. Con cierto grado de preparación técnica, paga $ 1 millón. ¿De dónde van a salir los salarios suficientes para que los hijos de esos trabajadores vayan a la universidad y se reciban? De industrias competitivas", planteó el mendocino José Luis Manzano respecto a las oportunidades que brinda el sector minero para cualquier sociedad donde se practica.

Así lo señaló el presidente de Integra Capital en la feria de minería más importante del mundo, Prospectors & Developers Association of Canada (PDAC), que arrancó el domingo en Toronto. Para el empresario, "el nuevo Gobierno logró reinsertar a la Argentina en la expectativa de inversión", donde adem{as Mendoza tuvo un importante protagonismo a través del gobernador Alfredo Cornejo, quien promociona su proyecto de explotación de cobre en Malargüe.

En ese sentido Manzano defendió al sector en Argentina analizando que, "si la política macroeconómica del presidente Milei logra implementarse, tiene todas las condiciones para provocar la inversión masiva".

"Creo que hay mucho optimismo. Las medidas macroeconómicas apuntan a la estabilidad. Al apuntar a la estabilidad económica, generan expectativas de inversión. Hay desafíos, obviamente, como la inclusión de los que tienen más dificultades y alcanzar un contexto de armonía en el que se desarrollen las cosas", consideró Manzano sobre el escenario nacional.

Asimismo, resaltó que "el nuevo Gobierno logró reinsertar a la Argentina en la expectativa de inversión" y destacó que "en el sector minero, el país puede ser un proveedor de importancia y confiable para el mundo". "Tiene cobre, litio y tierras raras, los tres elementos centrales de la transición energética", enumeró.

"Para eso, las condiciones macroeconómicas se están dando. Las provincias tienen una larga tradición de atraer inversiones y que se desarrolle la minería. Los proyectos que no se han desarrollado son por el riesgo país y las condiciones macroeconómicas que se están corrigiendo en el sentido correcto. Somos muy optimistas", afirmó, y adelantó: "Estamos invirtiendo y exportando zinc, plomo, plata, además de perforando para litio y construyendo una mina de potasio".

Respecto de por qué hasta ahora no se consideró a la Argentina como una potencia minera, Manzano señaló que "tiene que ver con la política macroeconómica". "En la década del '90, aprobamos un Código de Minería, que facilitaba la inversión, daba estabilidad fiscal y protagonismo al sector privado, con el control y la regulación del Estado", recordó.

"Después de eso, hubo mucha intervención estatal, mucho cambio y tironeo en los marcos jurídicos. Si bien el Código de Minería no fue alterado, fue más el tiempo que hubo control de cambios que libertad de cambio. Cuando hay control de cambios y las empresas no pueden pagar sus deudas y no pueden pagar dividendos, la inversión no viene. Viene un poquito para preservar los proyectos, pero no viene la suficiente para construir proyectos y crear miles de empleo", explicó.

Para el empresario "la política macroeconómica anunciada por el presidente Milei -si logra implementarse con apoyo de la comunidad manteniendo salarios, para lo cual las paritarias tienen que abrirse- tiene todas las condiciones para provocar la inversión masiva". "La diferencia es entre unos cientos de millones de dólares por año de inversión y unos cuantos miles de millones de dólares por año de inversión. Esa diferencia surge de la política macroeconómica y de la seguridad jurídica", indicó. 

 

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD