¿Quieres recibir notificaciones de noticias?

Denuncian que ya es más caro vivir en Buenos Aires que en París

¿Quieres recibir notificaciones de noticias?

Publicidad

10° Mendoza

Sabado, abril 13, 2024

RADIO

ONLINE

10° Mendoza

Sabado, abril 13, 2024

RADIO

ONLINE

PUBLICIDAD

Denuncian que ya es más caro vivir en Buenos Aires que en París

El Gobierno de la Nación aceleró la licuación de los argentinos con la abrupta bajada de los intereses para los plazos fijos. Los especialistas aseguran que la medida apura la dolarización para contener la suba de precios pero se choca contra la pérdida del poder adquisitivo del dólar en Argentina

Redacción
13/03/2024 13:43

La Argentina de Javier Milei está viviendo un proceso que hace años no se veía, según observa en su columna para La  Política Online, Luciana Glezer. Lo hace marcando el fenómeno de la inflación en dólares, que se suma a la altísima inflación en pesos. Marcando que el precio de los alimentos creció un 300% durante la primera semana de marzo respecto al mismo período de febrero. Esto es en pesos.

Pero al mismo tiempo hay aumentos que superan el 100% en dólares. Una camisa, un sweater, un paquete de fideos o un café con leche en un bar, ya cuestan meas caros en Buenos Aires que en Paris o Roma.

Según un informe de la consultora EconViews, que dirige el economista Miguel Kiguel, dio cuenta de aumentos de 113% en dólares en el kilo de arroz blanco, y del 103% en el paquete de harina."¿Ya somos un país caro en dólares?", se preguntan en el informe de esta consultora.  Lo cierto es los precios de la economía medidos en dólares vienen en franco ascenso.

Advertido sobre la insuficiencia de los esfuerzos fiscales para contener el fenómeno inflacionario, ahora el gobierno busca, con la eliminación del piso de las tasas de interés que se reconocen por los depósitos a plazo fijo sumado a la apertura de importaciones, aumentar la velocidad de la licuación del peso y precipitar una dolarización apresurada, como anclas económicas para la contención de precios. 

Lo que pasa es que esta hoja de ruta se choca contra el nuevo fenómeno de la inflación en dólares. Dolarizar, con el enormes costos que implica para la autonomía de la política económica de un país, para encima seguir sufriendo una inflación en dólares, dejaría a la Argentina en el peor de los mundos.

El politólogo Julio Burdman expuso la situación de la siguiente manera: "El paquete de 1 kilo de arroz blanco está a $3.200 , equivalente a más de USD 3. En Estados Unidos, el mismo producto está a USD1,5 dólares. En Francia, el paquete con 5 bolsitas hervidoras de 200 gramos cada uno, a 1,8 euros". 

Por su parte el desarrollador inmobiliario Santiago Levrio publicó que un paquete con 56 pañales XXL Pampers cuesta 1.245 pesos uruguayos, USD 32, en Punta del Este. El mismo paquete, con una presentación con dos pañales menos, en Buenos Aires, vale $33.300. "Más caro que en el balneario mas exclusivo del país vecino", señalo.

Sobre la cuantía del aumento que se traduce como pérdida de poder de compra del billete verde, Salvador Di Stéfano señala al respecto que "La inflación para el año 2024 la estimamos en 230,7%, mientras que la tasa de devaluación la estimamos en 125,7% anual. Según estos datos la tasa de inflación en dólares se ubicaría en el 46,5% anual. Si medimos la inflación en dólares tomando como base el dólar contado con liqui (CCL) nos daría una inflación del 60,3% anual".

"Estos datos evidencian una insólita paradoja, actualmente sale más barato vivir en París con un sueldo en pesos argentinos", reflejó a LPO un ex funcionario del Ministerio de Economía, que agregó que "los extranjeros que viven en Buenos Airess cuentan que en agosto vivían como reyes y ahora necesitan remesas desde el exterior y lo mismo aplica para el turismo receptivo donde Argentina tiene un enorme potencial que esta siendo seriamente dañado".  

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD