26° Mendoza

Jueves, enero 20, 2022

RADIO

ONLINE

Dólar Oficial

$109,0000

Dólar Ahorro/Turista

$181,01

Dólar Blue

$213,00

Dólar CCL

$219,18

Euro

$118,3958

Riesgo País

1879

26° Mendoza

Jueves, enero 20, 2022

RADIO

ONLINE

Argentina podría perder 4 mil kilómetros de playa: ¿ Por qué?

Debido al Cambio Climático los expertos expresan que Argentina podría perder el 40% de sus playas

Redacción
22/12/2021 17:55

 Un  informe internacional publicado por Nature Climate Change  advierte que Argentina podría perder 4 mil kilómetros de playas en los próximos 80 años.

Cambio climático

El impacto negativo del cambio climático apunta directamente de forma severa contra varios destinos turísticos. El estudio llegó a varias conclusiones: una de ellas, estima que para el año 2100, Argentina podría perder hasta el 40% de sus playas.

Si bien son muchos los países que están en peligro, Argentina se encuentra ubicada dentro del top 10 de las naciones que se podría ver más afectadas. También advirtió que en los próximos 30 años, las playas de nuestro país perderían 100 metros de arena.

 

“Se van a perder 4.000 kilómetros de costa en 78 años”, estimó el biólogo Fabricio Ballarini, quien profundizó sobre los detalles del informe hecho por la publicación científica Nature Climate ChangeDestinos turísticos más afectados

En la Costa Atlántica bonaerense, una de las zonas más afectadas del país, se pierden hasta dos metros de playa por año. Asimismo, el informe advierte que el impacto negativo también podría golpear de lleno en distintos puntos de Entre Ríos, donde están los ríos Ibicuy y el Paraná.

 

 

“La playa funciona como una especie de barrera de contención de tormentas y de la embestida del mar, mientras más extenso el terreno con arena menor será el impacto”, consideró Ballarini, sobre los efectos de este fenómeno impulsado por el cambio climático.

El trabajo publicado por Nature Climate Change,  reunió décadas de datos obtenidos por expertos de Estados Unidos y China. Las conclusiones han permitido a los científicos comprobar, por primera vez, que la Corriente Circumpolar Antártica (CCA) está sufriendo esa aceleración.

Para el estudio se usaron mediciones por satélite de la altura de la superficie del mar y datos recogidos por la red mundial de boyas oceánicas Argo (en pleno funcionamiento desde 2007), para detectar una tendencia en la velocidad de la capa superior del océano Antártico que había permanecido oculta para los científicos hasta ahora.