Se trata de aportes no reintegrables que fueron destinados a fortalecer proyectos que ya están en funcionamiento.

En la sede de la Dirección de Economía Social y Asociatividad se entregaron 14 aportes no reintegrables a emprendedores de la provincia, cuyas unidades productivas se encuentran en funcionamiento y, por causas relacionadas con la pandemia, vieron restringida su actividad. De esta manera se destinó una suma de más de 236 mil pesos.

El objetivo de la ayuda es fortalecer el proceso productivo de las personas y organizaciones de la economía social a través de la posibilidad de adquirir herramientas.

Los rubros a los que pertenecen van desde panificados a encuadernación de trabajos personalizados, tejidos y atrapasueños, y trabajos artesanales en madera. Los emprendedores provienen de San Carlos, Godoy Cruz, Guaymallén, Capital y Las Heras.

En el acto, la directora de Economía Social y Asociatividad de la provincia, Lorena Meschini, destacó el esfuerzo que realizan diariamente los emprendedores y señaló que los subsidios son una herramienta importante para este sector que no baja los brazos y vive de su producción. “Es más que nada un empujón para que las y los emprendedores puedan mejorar la venta de sus productos a través de la compra de insumos o herramientas. Desde la dirección los acompañamos con distintas acciones, como la categorización de los productos, la inclusión en ferias o el desarrollo de los proyectos, ya que creemos que, hoy en día, el trabajo emprendedor ha crecido exponencialmente y es una salida más que apropiada”, indicó.

Con esta suma de dinero, los artesanos y productores pueden adquirir insumos, materiales o herramientas que les permiten la sostenibilidad del emprendimiento y continuar generando trabajo digno y autoempleo.

A través de estas acciones, la Dirección de Economía Social busca fortalecer el proceso de comercialización y contribuir al desarrollo de las economías regionales.


-->