La propuesta, que había sido remitida por el Ejecutivo, fue aprobada por mayoría. Ahora deberá ser debatida en la Cámara de Senadores.

Este miércoles la Cámara de Diputados dio sanción, por mayoría, a la creación del Consejo Económico, Social y Ambiental, como un órgano colegiado de carácter consultivo, no vinculante, de los Poderes Ejecutivo y Legislativo y de participación para el debate, diseño, planificación e implementación de políticas públicas.

Este proyecto, que había sido anunciado por el gobernador Rodolfo Suarez durante su discurso del 1º de Mayo en la Legislatura, tiene como objetivos constituir un canal de participación de los agentes sociales y económicos en la planificación y formulación de la política socio-económica y ambiental de la Provincia de Mendoza, como así también actuar como órgano de comunicación y articulación con el Gobierno provincial y proponer iniciativas para fomentar el desarrollo en esta materia.

El mismo tendrá una duración por el plazo de 5 años desde el momento de la entrada en vigencia de la presente ley y prorrogable por un mismo periodo de tiempo, a disposición del Poder Ejecutivo

Durante la sesión, se pusieron en consideración dos despachos: uno en mayoría impulsado por legisladores del oficialismo y otro en minoría, por parte del Frente de Todos. Finalmente, la propuesta que prosperó fue la primera.

Este Consejo Económico estará integrado por un presidente y un vicepresidente, que serán propuestos por los ministros de Gobierno y Economía. A ellos los acompañarán un Secretario Técnico y unos 70 miembros representantes de diversos sectores.

Durante el tratamiento en el recinto, los diputados Daniela García y Jorge López (UCR), ponderaron los aportes realizados por distintas bancadas a esta “herramienta que engrandece la democracia porque da mayor participación  a distintos sectores”.

“Es fundamental para un tipo de democracia deliberativa y que se construya con consenso. Un Consejo como órgano consultivo, colegiado y en donde están representados todos los sectores, con el objeto de facilitar la participación, el diálogo, la articulación, generar instancias de comunicación y participación activa para formular diagnósticos y debatir y diseñar políticas públicas”, señalaron.

“A la hora de lograr consensos hemos hecho todos los actos útiles en ese sentido, hemos recibido aportes y se han incorporado muchos de esos aportes, pero siempre manteniendo el espíritu y la esencia que creemos caracteriza la herramienta que el gobernador ha enviado para su consideración en la Legislatura”, indicaron.

Por su parte, desde el bloque Frente de Todos – PJ, Liliana Paponet adelantó el voto negativo de esa bancada al despacho de mayoría, por considerar que se trata de un “órgano fuera de contexto. Nosotros planteamos un Consejo ad hoc, que trabaje de manera efectiva, rápida y ahora, para dar respuesta a las distintas demandas”. En un sentido similar se expresaron Germán Gómez, Silvia Stocco, Marcelo Aparicio  y Laura Chazarreta.

En tanto, Mario Vadillo (Protectora), también adelantó su voto negativo por considerar , entre otros conceptos, que “volverá a tocarse el tema de la minería”, al igual que Mercedes Llano (PD), quien indicó que “este órgano debe tratarse de una entidad para gestionar la crisis y que permanezca mientras dure la crisis. No es el momento oportuno para estructuras burocráticas”.