Por Roberto Suárez

La diputada de Juntos por el Cambio, por el PRO, Hebe Casado, cuando estaba por alumbrar este jueves 29, y a pocas horas de conmemorar los argentinos 37 años del histórico 30 de octubre de 1983, tuiteó:

 “Son 30 Mil, no como los otros 30 Mil”, resaltando el negacionismo de aquellos que aseguran que no hubo 30.000 secuestrados desaparecidos en la última dictadura militar.

A esta diputada debemos decirle que por los 30.000 mil o los 8.000 mil desaparecidos, por los torturados, por los presos políticos, por los exiliados, por los niños secuestrados, por la lucha que dimos los argentinos desde distintos sectores para lograr hace 37 años vivir en democracia: usted ocupa una banca, que por cierto no merece estar sentada ahí, en la Legislatura de la provincia.

Que dirá hoy cuando vea esta intolerante declaración suya el presidente del bloque de Cambiemos en la Cámara de Diputados de la Nación, Mario Negri, que ayer en un encendido, profundo y emotivo discurso, que lo llevó hasta las lágrimas, recordó la lucha de las víctimas de la dictadura para lograr la libertad. Seguramente Negri, como uno de los líderes radicales nacionales, que también fue preso, les pedirá a los diputados de su partido en Mendoza una dura sanción ante la actitud fascista de la doctora diputada sureña.

¿Qué le pasa por la cabeza a esta mujer que de profesión médica inmunóloga arribó a la política?

No la conozco, pero, aunque su rostro no lo diga, debe ser muy joven y no conoció nada de aquella lucha, ni tampoco se ha encargado de estudiar y revisar la historia de los últimos 43 años.

Enmarcó esa frase lamentable para criticar al gobierno por las medidas tomadas contra la pandemia que azota al mundo, y dicen que con frecuencia las expresa por redes sociales, cuestionando la cuarentena.

Eso sí es válido, acertada o no, tiene todo el derecho de criticar, polemizar y objetar las medidas que toma el Gobierno.

Hay que decirle a la doctora diputada que esa actitud se lo permite la libertad, la lucha de aquellos que mencionó, que dieron la vida por la democracia.

Si Hebe Casado hubiese hecho esas críticas entre 1976 y 1983, sería hoy la número 30.001.  

TE PUEDE INTERESAR  Presupuesto 2021: la emoción de Mario Negri al recordar a Raúl Alfonsín y los 37 años de democracia