El autor del único gol de la final de la Copa América recibió en su casa a un niño que lucha contra un extraño virus y que quería conocerlo

El sábado a las 23 horas ya éramos campeones de América. El encargado de convertir el gol de la victoria fue Ángel “Fideo” Di María. El jugador del PSG, además de ser un excelente profesional, es una mejor persona. El Fideo cumplió el sueño de un pequeño que sufre una enfermedad medular que lo dejó cuadripléjico, y quería conocerlo.

En 2018, Rodry contrajo un virus que le afectó la médula espinal y lo confinó a una silla de ruedas. La lucha de su familia por lograr una mejor calidad de vida y verlo nuevamente caminar, los llevó a iniciar la campaña solidaria “Todos juntos por Rodry”.

El ídolo del pequeño de 10 años es Angelito y anhelaba verlo personalmente. Y el domingo pasado, la casualidad acercó a Rodry a su sueño cuando pudo encontrarse con “Fideo”.

El niño y su madre, Verónica, quienes habían ido a almorzar al barrio privado Funes Hills San Marino, ubicado en Rosario, se enteraron de la presencia del jugador de la Albiceleste y no dudaron en ir a buscarlo.

“Nos invitaron a comer al country y dio la casualidad que era el mismo lugar en el que estaba Di María. Esta persona se comunicó con portería y le dijeron que cinco y media o seis, iba a salir a firmar autógrafos y sacarse fotos con la gente. Así que fuimos”, indicó la mujer a Rosario 3.

Aunque acercarse hasta el futbolista del combinado nacional fue complicado. “Toda la gente se amontonó y era imposible llegar con Rodry hasta él”, recordó la mamá del pequeño.

Sin embargo, Rodry y su madre no cedieron en su propósito y buscaron la manera de llegar hasta Di María. “Pero salió una hermana, o una cuñada de él, y nos hizo pasar a la casa. Como estaba todavía sacándose fotos, nos hizo llegar hasta donde él estaba por dentro de la casa”, manifestó Verónica agradecida.

Al entrar, se cumplió el sueño. “Se nos vino encima, lo abrazó, le hablaba, lo abrazaba… Nunca imaginamos llegar a esto. Le contamos sobre Rodry. Su mujer agarró mi celular, filmó, sacó fotos”, contó emocionada la mamá.

El enorme gesto del futbolista quedó registrado en un video que más tarde se viralizó en las redes sociales. “¿Todo bien? ¿Viste el partido ayer? Ganamos, eh. Por fin. Era hora”, le dijo Di María al pequeño mientras lo acariciaba.

Las imágenes de la emotiva reunión entre el pequeño y el futbolista fueron subidas a la cuenta de Facebook @TodosxRodri. Y más tarde, el propio Rodry contó los detalles de la charla que tuvo con Di María. “Me gustó mucho. Me dijo que soy lindo y me preguntó si grité el gol. Me gusta porque es bueno”, aseguró el pequeño.

Aunque faltó el autógrafo porque Verónica no tenía ningún objeto para firmar, Jorgelina Cardoso, la esposa de Di María, la invitó a regresar. “No importa, volvé cuando quieras”, dijo.

Para concluir el maravilloso momento, Verónica expresó: “Es un ídolo. Ahora nos falta conocer a Messi. Pero vamos por partes. Es un sueño cumplido ya”.


-->