Se trata de una enfermedad que es transportada por los cerdos, aunque no descartan que también la transmitan los humanos.

Científicos identificaron una nueva cepa de gripe en China con el potencial de convertirse en una pandemia. La enfermedad es transportada por cerdos, pero existe la posibilidad que se la transmitan a humanos. Aseguran que es similar a la gripe porcina de 2009, pero con algunos cambios nuevos.

Existe una creciente preocupación entre los investigadores, que temen que pueda mutar aún más para que pueda propagarse fácilmente de persona a persona y desencadenar un brote global.

El estudio, publicado el lunes en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS), asegura que tiene “todas las características distintivas” de estar altamente adaptado para infectar a los humanos, y que necesita un monitoreo cercano. Además, al ser nuevo, las personas podrían tener poca o ninguna inmunidad al virus.

El virus, que los investigadores llaman G4 EA H1N1, puede crecer y multiplicarse en las células que recubren las vías respiratorias humanas. Encontraron evidencia de infección reciente que comenzó en personas que trabajaban en mataderos y en la industria porcina en China.

El G4 tiene un linaje de la gripe aviar, altamente peligrosa para el ser humano

El virus es una combinación única de tres linajes: uno similar a las cepas encontradas en aves europeas y asiáticas, la cepa H1N1 que causó la pandemia de 2009 y una H1N1 norteamericana que tiene genes de los virus de la gripe aviar, humana y porcina. La variante G4 es especialmente preocupante porque su núcleo es un virus de influenza aviar, al que los humanos no tienen inmunidad, con fragmentos de cepas de mamíferos mezclados.

El profesor Kin-Chow Chang, que trabaja en la Universidad de Nottingham en el Reino Unido, dijo a la cadena BBC: “En este momento estamos distraídos con el coronavirus y con razón. Pero no debemos perder de vista los nuevos virus potencialmente peligrosos”. Si bien este nuevo virus no es un problema inmediato, dice: “No debemos ignorarlo”.

Las vacunas actuales contra la gripe no parecen proteger contra ella, aunque podrían adaptarse para hacerlo si fuera necesario. Los científicos advierten que se deben implementar rápidamente medidas para controlar el virus en los cerdos y monitorear de cerca a las poblaciones de trabajo.

Fuente: Bae Negocios