4° Mendoza

Martes, agosto 09, 2022

RADIO

ONLINE

Dólar Oficial

$

Dólar Ahorro/Turista

$246,14

Dólar Blue

$292,00

Dólar CCL

$288,36

Euro

$

Riesgo País

2381

4° Mendoza

Martes, agosto 09, 2022

RADIO

ONLINE

Un verdadero escándalo aconteció en el final del partido Casa de Italia – Andes Talleres

El árbitro Claudio Terraza fue increpado y luego golpeado por el jugador de Andes Talleres, Matías Fernández. Mirá el video

Redacción
12/11/2021 15:32

 

De la peor manera culminó el partido que anoche disputaron las formaciones de Casa de Italia y Andes Talleres por el torneo de hockey sobre patines que se disputó en la pista Itálica.

El hecho lamentable se desató cuando faltaban unos tres minutos para el final del partido, entre el Tano del Este y el Azulgrana, segundos después de que el árbitro Claudio Terraza le mostrara la tarjeta roja al experimentado Matías Fernández de Talleres lo que derivó en un aparatoso episodio.

El experimentado jugador perdió la cordura y desató un verdadero escándalo al increpar, primero, y agredir, después, al juez Claudio Terraza (el otro fue Julio Sosa). Debido a ello el partido, que cerró 8 a 4 a favor de Casa de Italia, quedó varios minutos interrumpido mientras varios jugadores trataron de contener al iracundo jugador de Talleres que no cesaba en su reacción.

 

 

Fernández ya había recibido varias tarjetas azules a modo de penalización por su actuar en la pista de juego y los ánimos a esa altura de la instancia deportiva ya se habían caldeado en las tribunas, tanto a favor de la medida disciplinaria como en contra de la dura determinación de Terraza.

Tal como lo evidencia el siguiente video, Fernández no quedó conforme con su protesta por lo que en un instante amenazó con golpear a Terraza y, haciendo caso omiso a los jugadores que trataron de contenerlo, terminó tomándolo por los cabellos al árbitro. Y hasta le rozó la barbilla demostrando su enojo.

 

 

El acontecimiento podría haber finalizado peor luego de que alguien de la hinchada de Talleres le arrebató al periodista Carlos Fernández (el mismo apellido que el jugador) el teléfono móvil con el que se registró lo ocurrido pero que finalmente devolvió al editor del Diario Noticias Mendoza.

Una verdadera pena lo que aconteció con Matías que seguramente será merecedor de una ejemplificadora sanción.