¿Quieres recibir notificaciones de noticias?

La Maradoniana que voló en las alas de Diego rumbo a Nápoli

¿Quieres recibir notificaciones de noticias?

Publicidad

21° Mendoza

Sabado, abril 20, 2024

RADIO

ONLINE

21° Mendoza

Sabado, abril 20, 2024

RADIO

ONLINE

PUBLICIDAD

La Maradoniana que voló en las alas de Diego rumbo a Nápoli

Para los biógrafos, el 24 de febrero de 1985 se cristalizó el idilio entre el pueblo napolitano y Diego Maradona, definitivamente. Jornada entrevistó a Pilar Chabur, periodista platense y autora de un cuento basado en su experiencia personal de conocer a Diego. Esto permitió que su texto fuera publicado en Italia y sus ecos aún resuenan

24/02/2024 12:50
Diego, Pili y la "rojinegra".
PUBLICIDAD

El 24 de febrero de 1985 es considerado por los biógrafos del Diez como "El día de enamoramiento definitivo del pueblo napolitano y Maradona".

¿Cómo se llegó a tamaña definición desde el punto de vista afectivo e histórico?

Sucede que Diego había llegado seis meses antes, pero el populoso equipo sureño navegaba en zona de indefinición y no podía alejar la amenaza del descenso a la segunda división.

De todos modos, esa jornada en el, por entonces denominado estadio "San Paolo", estaba llamada a ser una bisagra que bien podía separar el vínculo entre las partes como un antes y un después.

Lazio fue la víctima ocasional y sufrió la explosión futbolística del Nápoli, que tuvo en el nacido en Fiorito a su estrella en modo recargado

Diego abrió la cuenta con una media vuelta de su sello, después se despachó con un golazo desde unos 40 metros y cerró el show con un gol olímpico, en el que se constituyó en su único hat-trick con la camiseta celeste durante sus siete años de estadía allí.

Tras el 4-0, inclusive, dimitió el entrenador lacial, nada menos que el estratega argentino Juan Carlos Lorenzo.  

Lo demás, ya es historia conocida: Maradona se transformó en leyenda cual si fuera un mito viviente. 

La presencia maradoniana en la ciudad partenopea es inmanente, a toda hora y lugar. 

 Su legado, continúa.

Mientras, de este lado del mundo, un hecho tan rupturista como si fuera el Vesubio en erupción, sacudió a la comunidad futbolística cuando Diego Maradona se convirtió en el entrenador de Gimnasia y Esgrima La Plata, el 5 de septiembre de 2019. Tres días después, el astro fue presentado en el estadio del Bosque platense ante una multitud de aficionados y allí, como si fuera una entre tantas, nació una historia digna de haber sido narrada.

Por entonces, Pilar Chabur tenía 23 años de edad y su afición por el periodismo deportivo la había llevado a formarse en la tecnicatura de la especialidad, cursada en la Facultad de Periodismo de la Universidad Nacional de La Plata.

La periodista, nacida en la "ciudad de las diagonales", es simpatizante de Newell's Old Boys desde siempre y su objetivo era llegar a Diego para que este le autografiara la camiseta del "leproso" rosarino. 

Mezcla de intuición, sentido de la oportunidad, decisión y empuje, logró su objetivo.  

Imágenes del Diez en todas partes.

- ¿Cómo lograste concretar ese objetivo, el mismo que ansiaba la multitud?

- Había un corralito de la Seguridad que contenía a la gente de Prensa. No tenía acreditación, vi una garita, anoté un número y era el de Jorge David Sosa, cuidador de la entrada en Estancia Chica. Le hablé y respondió “Se va a complicar, pero vamos a intentarlo”. Y luego me mezclé entre los periodistas a la espera de novedades.

- ¿Y de qué manera ibas manejando la ansiedad?

- Me oculté detrás de un viejo Eucaliptus, saqué la camiseta de Newell's, la agité y grité: "¡Diego, Diego!"

Una entrevista a la señora tifosi de Nápoli.

- ¿Y él llegó a visibilizarte?

- ¡Síiii! Y me contestó: "Vení, leprosa como yo, decime qué querés?". Una foto, tu firma, lo que sea...le respondí.

- ¿Cómo reaccionó ante tu pedido?

- Me dijo: "Vos tenés cara de pirata, ¡gambeteaste como la mejor!" Y agregó: "Vos sos especial. No sentí tu brazo, pero sentí tu presencia, ¿o me equivoco?”

Tras este tan intenso como risueño episodio, Pili escribió un cuento, al que tituló "Tocar el cielo con las manos". (Pilar Chaburr _Instagram)

Antonio Russo, periodista italiano y director de "Gol de Napoli".

LA ONDA EXPANSIVA QUE RECORRIÓ EL MUNDO

“La revolución tecnológica y la magia de D10S lograron que pisara tierra napolitana y así poder trabajar en la página llamada “Gol de Nápoli”, dirigida por Antonio Russo, quien me hizo soñar despierta y siempre le estaré eternamente agradecida. Él hizo que pudiera conocer el templo en el cual Diego Armando Maradona se convirtió en el emblema inexplicable. Maravillada como argentina, me sentía rodeada y custodiada en todos los sentidos y en una ciudad tan maradoniana".

Esta experiencia me marcó y aprendí el idioma en seis meses, pero -luego- sentirme lejos de mi tierra hizo que la pasión de nuestra idiosincrasia futbolística no superase mi objetivo, por lo que aún no puedo trabajar dentro de un campo de juego en la liga profesional argentina”, cerró.

El sueño cumplido para la platense.

 

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD