¿Quieres recibir notificaciones de noticias?

El adiós de Maradona: a tres años de un barrilete cósmico que no para de crecer en modo Diego

¿Quieres recibir notificaciones de noticias?

Publicidad

15° Mendoza

Martes, abril 16, 2024

RADIO

ONLINE

15° Mendoza

Martes, abril 16, 2024

RADIO

ONLINE

PUBLICIDAD

El adiós de Maradona: a tres años de un barrilete cósmico que no para de crecer en modo Diego

Aquel 25 de noviembre de 2020 quedamos paralizados. La noticia recorrió el mundo en un segundo: el Diez viajaba hacia la inmortalidad

25/11/2023 10:54
PUBLICIDAD

Tus alas de niño pájaro te transforman en ese barrilete cósmico que desciende en canchitas de tierra donde faltan zapatillas pero anida la esperanza.

Ha nacido el mito, alimentado por la leyenda viviente.

El ángel de los desposeídos acompaña el sueño de los más vulnerables, quienes enfrentan la miseria y no se dan por vencido.

Fiorito es hoy la cuna del origen de un hecho fáctico y simbólico a la vez.

No hay parámetros lógicos ni algoritmos que lo expliquen.

La energía maradoneana se concentra en un punto equis para dispersarse por el universo.

Ya no se trata en descubrir de qué planeta viniste, Diego.

El interrogante es, ahora, hacia qué lugar se dirige esa fuerza incontenible que es sinónimo de lucha, reivindicación y resistencia.

Ya vuela sin retorno, cósmico cual su naturaleza.

Y lo hace libre de presiones, controles y oportunismos acechantes.

Dio todo.

Sin término medio ni red de contención.

Y no traicionó su conciencia de clase.

No les dio el gusto a quienes quisieron que rechazara sus valores de origen.

Se burló de los convencionalismos sociales y se sintió incómodo ante las pretensiones de domesticarlo.

Fue fiel a sus principios.

Fue feliz por sostener la lealtad a sus raíces.

Nunca quiso ser ejemplo de nada ni de nadie.

No engañó ni traicionó.

Se contradijo a si mismo como cualquier mortal en la tierra.

Dio pelea contra el enemigo silencioso que llevaba en su interior - no siempre le ganó y se dio cuenta -.

En las situaciones límite redobló el compromiso por superarlas.

El espíritu guerrero fue su verdadero documento de identidad.

Vuela, barrilete.

Allí donde vayas será tu decisión.

Allí donde te encuentres estarás en paz.

Por fin y para siempre...en paz.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD