¿Quieres recibir notificaciones de noticias?

Asaltaron y golpearon a un futbolista de Boca justo cuando ingresaba a su vivienda

¿Quieres recibir notificaciones de noticias?

Publicidad

21° Mendoza

Martes, octubre 04, 2022

RADIO

ONLINE

Dólar Oficial

$155,0000

Dólar Ahorro/Turista

$272,42

Dólar Blue

$282,00

Dólar CCL

$308,20

Euro

$145,7668

Riesgo País

2683

21° Mendoza

Martes, octubre 04, 2022

RADIO

ONLINE

Asaltaron y golpearon a un futbolista de Boca justo cuando ingresaba a su vivienda

Gonzalo Sández fue sorprendido por un grupo de delincuentes armados, que le sustrajo la camioneta. Cuatro sospechosos de entre 15 y 18 años de edad fueron detenidos más tarde 

 

Redacción
01/08/2022 16:10

 

El jugador boquense Gonzalo Agustín Sández fue asaltado por una banda de delincuentes armados que lo golpeó y le robó su camioneta cuando llegaba a su domicilio en la localidad bonaerense de Lanús Oeste, informaron hoy fuentes policiales y judiciales.

Cuatro de los sospechosos -uno de 15 años, otro de 17 y dos de 18- fueron detenidos más tarde en el barrio porteño de La Boca, tras ser interceptados con la camioneta del futbolista y con un auto que iba de apoyo, que también había sido robado, añadieron los voceros.

 



El hecho ocurrió ayer minutos antes de la medianoche, cuando el futbolista de Boca Juniors, de 21 años, llegó a su vivienda ubicada en el cruce de las calles 2 de Mayo y Coronel Seguí, de Lanús Oeste, en la zona sur del conurbano bonaerense, e intentaba ingresar marcha atrás al garaje de la casa su camioneta Volkswagen Amarok gris.

 



De acuerdo con lo que fue registrado a las 23.38 por una de las cámaras de seguridad del municipio, en esas circunstancias se aproximaron dos vehículos, un Toyota Corolla blanco y un Volkswagen Gol gris, que se cruzaron frente a la camioneta del futbolista, tras lo cual descendieron varios delincuentes armados con fines de robo.

Los voceros policiales detallaron que los asaltantes golpearon a Sández en la cabeza y se apoderaron de su camioneta, a bordo de la cual huyeron junto con el Toyota, que había sido robado a mano armada en el partido de Quilmes.

En tanto, en el lugar dejaron abandonado un Gol, sustraído instantes antes en la misma zona, añadieron los informantes.

Tras un alerta emitido por la policía bonaerense a la Policía de la Ciudad debido a que los sospechosos, tras el asalto, se dirigieron con sentido a Capital Federal, se montó un operativo, en el marco del cual el Toyota y la Amarok fueron divisados en el límite de ambas jurisdicciones.

 



Voceros de la fuerza porteña informaron que la Amarok del futbolista fue vista por la policía cuando circulaba de contramano por la calle Pinzón y tomó Caferatta, en el barrio porteño de La Boca.

En esa persecución, uno de los sospechosos que iba a bordo, de 17 años, se arrojó desde el vehículo a la calle y fue detenido por efectivos de una patrulla de la Policía de la Ciudad.

En tanto, la camioneta continuó la huida y subió al puente Nicolás Avellaneda, donde chocó de frente contra el guadarrail en la bajada del lado de provincia, momento en que tres ocupantes intentaron escapar a pie.

Los voceros dijeron que uno de ellos, de 18 años, fue detenido, mientras que los dos restantes lograron huir.

Simultáneamente, en Olavarría, entre Brin y Caboto, a metros de la plaza Solís, también en La Boca, otra patrulla de la policía porteña encontró estacionado y cerrado con llave en Toyota Corolla robado en el que se movilizaba parte de la banda que asaltó a Sández.

 



Al no hallar a ocupantes en su interior, los efectivos recorrieron la plaza, donde identificaron a dos sospechosos, uno de 18 y otro de 15 años, en poder de uno de los cuales se encontró la cédula verde del Toyota, agregaron las fuentes.

Ambos fueron detenidos y quedaron a disposición de la Justicia, al igual que los restantes apresados.

Por haber menores de edad involucrados la causa por "robo a mano armada de automotor", se hizo cargo del juez de Menores 6, Federico Cocianich, quien dispuso que los dos adolescentes de 15 y 17 años sean alojados en Instituto Inchausti, que se secuestren los rodados y que se practiquen las demás diligencias de rigor.

Los voceros detallaron que en interior de la Amarok se halló una mochila perteneciente al futbolista y tres teléfonos celulares que no fueron reconocidos por éste.

 



Tras el hecho, el jugador de Boca mostró en redes sociales su cabeza ensangrentada producto de un golpe que recibió por parte de los delincuentes.

“Me acaban de robar la camioneta y todas mis pertenencias”, publicó Sandez en su Instagram.

Fuentes policiales informaron que el futbolista fue asistido en el lugar del asalto por personal médico de una ambulancia y que se encuentra fuera de peligro.

En tanto, fuentes del club Boca Juniors dijeron que Sández está bien y que tiene previsto volver a entrenarse mañana con el plantel.

 

 

 

 

Fuentes: Télam, C5N y TN