¿Quieres recibir notificaciones de noticias?

A 21 años de la gesta de Julio Pablo Chacón en la lejana Hungría

¿Quieres recibir notificaciones de noticias?

15° Mendoza

Miércoles, septiembre 28, 2022

RADIO

ONLINE

Dólar Oficial

$153,0000

Dólar Ahorro/Turista

$268,85

Dólar Blue

$290,00

Dólar CCL

$306,83

Euro

$143,0563

Riesgo País

2691

15° Mendoza

Miércoles, septiembre 28, 2022

RADIO

ONLINE

A 21 años de la gesta de Julio Pablo Chacón en la lejana Hungría

Un día como hoy Julio Pablo Chacón se consagraba campeón mundial en Hungría tras derrotar al invicto Istvan Kovacs

16/06/2022 09:26

 

Un día como hoy Julio Pablo Chacón se consagraba campeón mundial en Hungría tras derrotar al invicto Istvan Kovacs. Gratitud de por vida al gladiador mendocino. Orgullo lasherino que hace 21 años, un día como hoy, hizo explotar las gargantas de los habitantes de “La Tierra del Sol y el Buen Vino” cuando en Budapest, El Relámpago, atrapó la gloria al atenazar la faja mundial de los pluma de la OMB (Organización Mundial de Boxeo), venciendo al campeón reinante, Istvan Kovacs, en el sexto round y por la vía del cloroformo.Rotunda fue la victoria del mendocino en la lejana Hungría que enmudeció a las 14 mil personas que se congregaron en el “Kisstadion” de la capital húngara, ese hermoso país que está enclavado en la llanura panónica.

 

 

Tras ganar la presea de bronce en los Juegos Olímpicos de Atlanta de 1996, Pablo comenzó su carrera profesional ese mismo año, ganando 36 combates de manera consecutiva hasta enfrentar al norteamericano  Freddie Norwood en el año 2000 que defendía el título de campeón de peso pluma AMB (Asociación Mundial de Boxeo).Ese combate se desarrolló en el Estadio Malvinas Argentinas ante más de 25 mil espectadores y Norwood defendió su corona sin problemas, ganando en fallo unánime, tras voltear a Chacón en el tercer round y dominar el resto del combate. Pero eso es harina de otro costal.

De todas maneras vale esa mención porque tras esa derrota, el olímpico se distanció de su entrenador Amilcar Brussa y luego perdería frente a Claudio Martinet.

Barajó y dio de nuevo Chacón y eligió esa dura parada de ir a enfrentar al imbatible Koko Kovacs a su casa. Pocos creían en esa empresa, pero pese a todo, Pablo recogió el guante y esta vez se concentró en Panamá donde trabajó junto al profesor Rubén Dupent y su entrenador de toda la vida, Ricardo Bracamonte.

El día de la pelea llegó. Pablo subió decidido al ring sabiendo lo que debía hacer ante un calificado rival como el europeo. La campana sonó y el mendocino expuso lo mejor de sí. Fue una de las mejores (por no decir la mejor) peleas realizadas por el púgil de Las Heras en su extensa carrera deportiva.

El ex pupilo del Gimnasio Mocoroa se mostró veloz, haciendo fintas y cintura que dejaba al campeón muy mal parado. Kovacs no lograba encontrar al mendocino y su zurda fue creciendo a lo largo de los pocos rounds que duró el combate.

En el quinto capítulo El Relámpago le propinó una combinación perfecta y tras un cross de derecha derrumbó al local, que tras la cuenta se levantó con la mirada desorientada, perdida. Antes del final del asalto, la izquierda de Pablo dejó tendido nuevamente al campeón, pero Koko se incorporó y lo salvó la campana, como en las películas.

Era la pelea perfecta. Había que asegurarla lo antes posible para concretar el sueño. Y el sueño fue realidad. Chacón salió decidido. Apretó con más fuerza sus puños e imprimió mayor velocidad y precisión a sus golpes. Kovacs quedó vacío. La zurda del lasherino demolió abajo y el mentón del húngaro y el árbitro estadounidense, Louis Moret, no le quedó otra que parar la pelea con el favorito sentado en la lona y apabullado.

Chacón concretó su sueño. La alegría se desató en el ring y estalló en Mendoza como un reguero de pólvora. La televisión mendocina (Canal 9 Televida), con el relato de Roberto Suarez, traía a casa las imágenes de la histórica consagración que emulaba lo realizado por Pascual Pérez, Nicolino Locche y Hugo Pastor Corro. Chacón era campeón del mundo, era el cuarto en la historia del boxeo mendocino.

Julio Pablo Chacón defendió su título en cuatro oportunidades y anunció su retiro en 2006 debido a problemas en su vista que surgieron tras el desprendimiento de las retinas en ambos ojos. Al despedirse se llevó un récord de 61 peleas, 54 ganadas (37 por KO) y 7 derrotas. En el año 2000 y 2010 obtuvo el Premio Konex. Actualmente, es entrenador de su propia academia de boxeo en Las Heras y hoy cumple 20 años su inolvidable e histórica gesta ecuménica conquistada en la lejana Hungría.